lunes. 05.12.2022

El consejero de Industria, Francisco Martín, se comprometía hace unos días a trabajar "de forma urgente" para dotar a la zona de Castro de un polígono Industrial con las suficientes dimensiones como para ofrecer espacios a empresas que requieran de terrenos grandes.

Esta idea pasa, entre otras cosas, por mantener una serie de conversaciones con la Junta vecinal de Sámano, propietaria de los terrenos sobre los que, ya en la pasada legislatura, se pretendía hacer una ampliación de Vallegón, al menos se presentó la idea.

Martín afirmaba también que la empresa pública Sicán se pondría en contacto, a la mayor brevedad posible, con la junta.
Al respecto hemos hablado con el alcalde pedáneo de Sámano, José María Liendo, que ha asegurado que "a día de hoy no ha habido ninguna comunicación". De hecho, "teníamos solicitada una entrevista con Sicán para hace tres semanas aproximadamente con el fin de conocer las intenciones que tienen, porque a nadie se le escapa que uno de los puntos angulares de la recuperación económica de la junta pasa por esto". Un día antes de la celebración de ese encuentro, "lo cancelaron hasta nuevo aviso"

Sámano está dispuesto a colaborar, como así ha señalado Liendo, y están a la espera de esas comunicaciones en las que "sopesaremos las opiniones que tiene cada uno y valoraremos todas las posibilidades y situaciones". La junta "está abierta a conocer las necesidades" y entiende que "es importante la colaboración entre administraciones" pero siempre "salvaguardando nuestras exigencias y las de todos los vecinos del pueblo".

Recordamos que, según el proyecto de ampliación presentado en la pasada legislatura, harían falta, en una primera fase, un total de 250.000 metros cuadrados. Cifra que se acercaría al millón de metros con la finalización de todas las fases. Liendo entiende que "lo que no se puede hacer en un polígono que se quede corto de miras, hay que ser optimistas y ver de cara al futuro para poder albergar el mayor número de empresas posible".

Sobre la situación económica por la que atraviesa la Junta Vecinal de Sámano, Liendo, pese a no querer ser pesimista, sí ha reconocido que "no es buena porque los ingresos que recibimos son para pagar deudas de hace 7 u 8 años". No tienen aún el informe auditor del Secretario-Interventor pero "hemos hechos nuestro cálculos aproximados y estaríamos hablando de en torno a 600.000 euros de deuda firme y unos 800.000 de deuda corriente a proveedores y servicios". Sobre esto último, se ha congratulado de que "ellos hayan tenido a bien, tras muchos contactos, no meterlo por la vía judicial porque una de las partidas que más están ahogando y lo harán son los intereses que se nos acumulan una vez se dicta sentencia".

En esta misma línea, Liendo ha lamentado que el Ayuntamiento "nos haya requerido hace poco los 913.000 euros" que se entregaron a Sámano dentro de los acuerdo alcanzados con todas las juntas a cambio de la cesión de sus infraestructuras del agua. "Ya hemos presentado las alegaciones pertinentes y vamos a ver cómo se va dando esta situación porque esto sí sería una herida de muerte, sobre todo, cuando es la administración que te tiene que supervisar, la que te ahoga. Además, sin una llamada de diálogo y ayuda por parte del alcalde. No he visto predisposición para ayudar y colaborar".

Por otro lado, Sámano ha sacado recientemente la primera de las subastas de montes, que se vendió por casi 300.000 de los cuales la mitad aproximadamente son para la junta, "lo que nos da un colchón importante para poder seguir manteniendo abierta la junta y los puestos de trabajo que tenemos". El miércoles "hemos sacado una segunda subasta para los lotes que quedaron desiertos".

Para finalizar, el alcalde pedáneo de Sámano ha recordado que "hemos ganado un juicio a la empresa De la Fuente Producciones, sobre el que no cabe alegación, por valor de unos 130.000 euros, con lo cual estamos contentos en este sentido".

Jose María Liendo declara que Sámano está dispuesto a colaborar para la ampliación...