domingo. 14.04.2024

La semana pasado se iniciaron las obras de rehabilitación del cargadero de mineral de Dícido, el último cantiléver de la costa cantábrica, en cuya restauración se van a invertir 1.053.000 euros del Fondo Estatal de Inversión Local puesto en marcha por el Gobierno de España para el fomento de la economía y empleo. Los trabajos, que ejecuta la empresa pública Tragsa, estarán terminados para finales de año. La actuación del Ministerio de Medio Ambiente incluirá el acondicionamiento de las instalaciones anejas.

’Con este proyecto se culminará la mejora del paseo, actualmente cortado por desprendimientos de la ladera que da acceso a los tres túneles del cargadero, que también se arreglarán; se rehabilitará íntegramente este bien de interés cultural con categoría de monumento industrial, los accesos y las pequeñas instalaciones próximas’, explicó Víctor Echevarría, Alcalde pedáneo de Mioño. Las mejoras se completarán con la instalación de paneles informativos.

La Junta Vecinal lleva más de 15 años tramitando la recuperación del cargadero, que supondrá ‘un relanzamiento turístico para el pueblo, además de la importancia simbólica que tiene para todos los vecinos por su vinculación con la minería, como uno de los vestigios mineros más importantes de Cantabria y del Norte de España’, destacó Echevarría. La obra supondrá la mayor inversión efectuada en Mioño esta legislatura y una de las más importantes a lo largo de la historia de la entidad, por lo que la Junta ha agradecido que lo haya echo posible.

Extraído de: EL MUNDO

Iniciadas las obras del cargadero de Mioño