sábado. 01.10.2022

El alcalde pedáneo de Oriñón, José Guzmán Miranda, espera que la prevista pasarela para acceder a la playa por las dunas y facilitar así el paso a las personas con alguna minusvalía –incluida “en el proyecto que presentó en su día aquí la Demarcación de Costas-, siga contemplándose. “Me imagino que seguirá previsto incluirla, dada la sensibilidad que hay hoy en día, afortunadamente, hacia estas personas”.

En cuanto al futuro próximo para la pedanía castreña, José Guzmán tiene “varios proyectos que estoy convencido serán muy efectivos y bonitos para el pueblo. Quiero construir un edificio multiusos, ya que no tenemos acceso a ciertas subvenciones del Gobierno de Cantabria e incluso del Ayuntamiento de Castro Urdiales al carecer de locales en los que poder desarrollar ciertas actividades. También quiero recuperar edificios del pueblo que se encuentran deshabitados y en un muy mal estado, para, entre otros objetivos construir una Casa de Cultura y en sus bajos actividades múltiples. Sin olvidar unir Oriñón con Sonabia a través de una senda peatonal para la que ya tengo unos proyectos diseñados y seguir, poco a poco, dotando de servicios al pueblo”.

“El alcalde de Castro no me recibe”, dice.

En cuanto a las relaciones actuales con el Ayuntamiento de Castro, “prácticamente no existen. Le he solicitado al alcalde Muguruza varias reuniones para tratar temas importantes del pueblo (mercadillo, legislación, solución de problemas, etc.) y a día de hoy aún no me ha recibido, y aún más, a raíz de la última solicitud de entrevista con Muguruza, me recibió un concejal y me sorprendió porque también yo soy concejal del Ayuntamiento, además no observé ningún acercamiento. Esta falta de atención supone que no haya inversiones, que todo esté paralizado, pero insisto, por lo menos que me reciba aunque luego no haga nada, porque, por lo menos, me daría la oportunidad de exponerle nuestros problemas y necesidades. En la última petición de entrevista, me comunicó su secretaria que no podía recibirme por cuestión de agenda, sin embargo a las pocas horas recibió a una vocal de esta Junta Vecinal. Todo el mundo sabe que la relación mía con el alcalde de Castro es nula a partir de lo ocurrido hace tiempo, pero creo que hay que anteponer los intereses de todo un pueblo a las rencillas personales. Además él dice que es el alcalde de todos los castreños. ¿Oriñón, a quién pertenece? ”, dice el pedáneo.

En cuanto a las críticas recibidas por la cartera del pueblo “creo que han sido desmesuradas, una maniobra política de cierto grupo que resulta lamentable cuando está en juego el puesto de trabajo de una persona que, además, lo está haciendo bien, como lo demuestra la reacción de los vecinos que han comenzado a buscar firmas en apoyo de la cartera”.

Extraído de: elalerta.com

Guzmán quiere construir un edificio multiusos en Oriñón y recuperar el pueblo