viernes. 19.04.2024

Ni máscaras ni guantes ni ningún otro sistema de precaución. La normalidad imperó ayer durante todo el día en el aeropuerto de Loiu. Las autoridades no vieron necesario tomar ninguna medida para controlar la entrada de los pasajeros procedentes de México. Esa función ya había sido realizada horas antes en Barajas, donde los viajeros con destino a Bilbao tuvieron que hacer un transbordo previo para poder llegar a su destino. «Cuando hemos aterrizado en Madrid varios médicos han subido al avión para preguntarnos, por encima, a ver si nos encontrábamos bien o si teníamos algún síntoma de gripe.

Nos han tenido alrededor de 20 minutos allí metidos para hacernos rellenar un formulario con nuestros datos personales. Después, nos han dejado marchar sin hacernos ninguna prueba», explica sorprendido Ángel, propierario del 'Pub La Rua' en Castro Urdiales, un bilbaíno cuyas vacaciones en Cancún acabaron el sábado.

Sus seis compañeras de viaje también están asombradas. Así, explican que «en Barajas tampoco hemos visto apenas ninguna mascarilla. Es más lo que sale en la tele que lo que está pasando en realidad», aseguran.

También regresaron ayer de México Cristina Tettamanzy y su marido. Estos dos bilbaínos recuerdan que «el día que nos acercamos a una farmacia a comprar una mascarilla nos resultó imposible, ya que no las vendían». «Al principio pensamos que la gente se tapaba la cara para protegerse de la polución. Después, cuando ya empezaron a salir el presidente Calderón y el ministro de Sanidad a dar explicaciones nos dimos cuenta de lo que pasaba. De todas formas, allí la gente está muy tranquila», añade.

No piensan lo mismo Álvaro Villanueva y Carlos Rodríguez, que viajaron a México por un tema de negocios y han tenido que adelantar el regreso unos días «porque allí había mucho nerviosismo». «Es sorprendente, el país se ha paralizado totalmente. No hay partidos de fútbol, ni misa. La situación es de alarma total», aseguran.

De momento, estos dos jóvenes explican que se encuentran «estupendamente». No obstante, «mañana iremos a que nos vea un médico por si acaso», añaden.

Extraído de: elcorreodigital.com

«Fuimos a una farmacia y no tenían mascarillas»