sábado. 26.11.2022

La noticia de la presencia, el próximo miércoles día 3 de diciembre, del Consejero de Obras Públicas y Vivienda del Gobierno de Cantabria, José María Mazón, en la localidad de Castro Urdiales, entre otras cosas para visitar e inspeccionar las obras de la Rampa San Guillén para la colocación de dos nuevos carros varaderos, obras que seguramente ya «estén finalizadas para esa fecha » según anunció el propio Mazón, ha tenido el correspondiente eco favorable en los responsables de la Cofradía de Pescadores castreña, como manifiesta el Patrón Mayor de la misma, Pablo Villasante Zaballa a través de la siguiente entrevista.

PREGUNTA.- ¿Se cumple un viejo sueño?

RESPUESTA.- Si. Se trata, al fin, de cubrir una necesidad que tenía nuestro Cabildo, como era la de tener nuevos carros varaderos después de tantos meses de espera porque, debemos tener en cuenta , que ya esperábamos esta instalación para el pasado mes de junio, pero tratándose de una obra de esta envergadura no es mucho tiempo el transcurrido debido a su complejidad, porque no es lo mismo que si se tratara de realizarla en una ría, por ejemplo, se ha hecho en una zona donde las mareas trabajan lo suyo y hace muy difícil la labor. Sin duda hemos visto la luz al final del túnel y vemos cómo se ha terminado una de las fases más importantes, como es la construcción de la base y la colocación de las vías; ahora vendrá la maquinaria y los carros varaderos.

P.- ¿Qué supone para el Cabildo castreño esta instalación?

R.- Sobre todo, algo muy importante como es la seguridad a la hora de subir los barcos para realizar todo tipo de reparaciones o simplemente para su limpieza.

P.- ¿Puede ser motivo para recuperar la presencia de barcos foráneos como ocurría hace años?

R.- Se trata de épocas muy diferentes, recuperar la presencia de barcos como ocurría en los años 70 y 80 será muy difícil. Podría darse la circunstancia, en algunos casos, que con la premura del tiempo que se produce en algunas épocas del año que activara la presencia de barcos en nuestro puerto al contar con estas instalaciones tan modernas y seguras que no existen en muchos otros puertos, ni de Cantabria, ni de otras autonomías, pero debido a la situación en que se encuentra la pesca todo indica que esto no vaya a mejorar sustancialmente.

P.- ¿Cómo ve el panorama fututo de la flota castreña?

R.- Con mucha incertidumbre. Estamos observando poco a poco el agotamiento del sector pesquero, luego tenemos la carestía del combustible –aunque ahora parece que ha bajado algo- además de la tendencia a la baja de los precios del pescado, todo ello provoca que la situación en nuestro puerto sea difícil, muy peliaguda diría mejor, hasta me atrevería a decir que no veo la solución.

P.- A pesar de su postura pesimista, en cierto modo, ¿vislumbra alguna solución posible que pueda evitar la desaparición de la flota?

R.- Vaticinarlo es muy difícil, tendría que darse un giro de 360 grados de ciertas pesquerías como, por ejemplo, la anchoa, el verdel y el bonito que se recuperasen, con lo que nuestro puerto volvería a tener la categoría y el esplendor de sus mejores años, pero claro está, tendría que darse la circunstancia de que las áreas de pesca estuvieran cerca de nuestro puerto para evitar competencias equidistantes, que no ocurriera que la pesca estuviera más cerca de Santoña, Santander y san Vicente de la Barquera, por ejemplo, que de Castro, entonces podríamos competir gracias a que poseemos de todos los servicios y de muy buena calidad, tato para el desembarque como para el embarque.

P.- ¿Cómo está actualmente la Cofradía?

R.- Aquí estamos, día a día, intentando trabajar y hacerlo lo mejor posible.

Extraído de: elalerta.com

«Estamos obervando poco a poco el agotamiento del sector pesquero»