martes. 28.05.2024

El próximo 10 de Enero se celebrará en Santander el juicio en el que se verá el contencioso interpuesto contra el Ayuntamiento de Castro Urdiales por la familia que habita la casa unifamiliar que bloquea un vial de acceso al futuro estadio de Cotolino. Estas obras están paralizadas hasta que el juez resuelva sobre este conflicto que surgió después de que el Consistorio decidiera derribar el inmueble.

Este juicio será el primer paso para poner en marcha las obras del Gobierno regional que supondrán una inversión de 3,6 millones de euros para construir las pistas de atletismo, un campo de fútbol, pistas cubiertas y un gimnasio.

Hay que recordar que el Ayuntamiento de Castro Urdiales cedió al Ejecutivo regional en 2002 los terrenos para construir unas instalaciones deportivas en la zona de Cotolino. Las parcelas debían estar libres de cargas, y disponer de los viales necesarios para establecer los accesos. Muguruza afirmó ayer, que «el Ayuntamiento había recalificado, años antes la zona e indemnizado al dueño del inmueble que ocupaba la carretera de Riomar».

El problema surgió cuando los inquilinos que residían en la casa pidieron al Consistorio compensaciones económicas al recibir el expediente de derribo y, al no alcanzar un acuerdo, interpusieron un contencioso administrativo. Como consecuencia, las obras de las instalaciones deportivas quedaban paralizadas, poco después de comenzar a remover la tierra. Muguruza desveló ayer que «los inquilinos de la casa han rehusado una compensación económica de 150.000 euros del consistorio y un piso de alquiler sufragado por las arcas municipales que les fue ofrecida» .

Fuente : eldiariomontanes.es

En Enero se celebrará el juicio de la casa tapón de Riomar