domingo. 27.11.2022

El Tribunal de lo Contencioso Administrativo Número 2 de Santander ha

condenado al Ayuntamiento de Castro Urdiales a indemnizar a Nicolás

Azpirez, que vivía como realquilado en la antigua 'casa-tapón' de

Riomar con 12.000 euros por ser desalojado, lo que difiere ampliamente

de su reclamación. Hay que recordar que el equipo de gobierno ofreció,

en concepto de indemnización, 30.000 euros, mientras que los vecinos

reclamaban 480.000 euros.
El juicio lo interpuso la familia residente en la vivienda, un inmueble

que fue noticia porque impedía la ejecución de las obras del estadio y

las pistas deportivas que ejecuta en la actualidad el Gobierno de

Cantabria. La casa ocupaba un vial que debía ser entregado, libre de

cargas al Ejecutivo regional. Este asunto llegó a paralizar los

trabajos casi dos años. Al final, la casa unifamiliar fue derribada. El

Ayuntamiento estudiará si recurre el fallo judicial.

Extraído de: eldiariomontanes.es

El vecino que fue desalojado de Riomar recibirá 12.000 euros