sábado. 28.01.2023

El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria ha condenado al Ayuntamiento de Castro Urdiales a indemnizar con casi 39.000 euros al propietario de una vivienda situada en la calle Allendelagua número 10, que sufrió graves daños como consecuencia de las lluvias caídas en abril de 2005.

La Sala, en base a los informes periciales, determina que las obras que realizó la Administración municipal en el cauce del río fueron la causa principal del siniestro, aunque existieron otras, como la presencia de una arqueta propiedad del recurrente próxima a la casa, que debería alejarse para evitar nuevos daños.

De ahí que el tribunal estime que el daño causado no deba ser soportado en su totalidad por el propietario de la vivienda. Así, la Sala condena al Ayuntamiento a pagar el 70 por ciento de los daños causados, y el restante 30 por ciento por el recurrente.

Confederación

La Administración municipal rechazó su responsabilidad y alegó que la causa principal de los daños se debió a la gran crecida del río y a los materiales de arrastre y suciedad, cuando la conservación, vigilancia y limpieza del cauce es competencia de la Confederación Hidrográfica del Norte.

Además subrayó el hecho de que se trataba de una edificación fuera de ordenación, que linda con el río e invade la servidumbre de uso público.

El recurrente sin embargo imputó los perjuicios sufridos a las obras de saneamiento realizadas en el cauce del río en 1994 sin autorización. Los trabajos dejaron un escalón de hormigón en su lecho, que terminaba en la esquina de casa y aumentaba la fuerza de las aguas.

Esta tesis es acogida por el tribunal, de acuerdo con los informes periciales, como la causa principal del daño causado, además de la presencia de una arqueta del recurrente que estrangula el cauce.

Extraído de: eldiariomontanes.es

El TSJC condena al Ayuntamiento a indemnizar por las obras del río