viernes. 24.05.2024

Uno de los colectivos más ocupados desde la madrugada del sábado posterior al Coso Blanco es el que se encarga de la limpieza viaria. En su representación ha participado en el programa Protagonistas Carlos Ferrero, capataz de la UTE Castro Urdiales, empresa que gestiona estas tareas.

Como ha contado, el primero de los turno arranca a las 06:00 horas y aglutina a unos 40 trabajadores que comienzan centrándose en las zonas donde se desarrolla la fiestas. “Aún hay gente en la calle y empezamos poco a poco por Amestoy, que está más despejado, y vamos avanzando. De todas formas, hasta las 8 de la mañana más o menos no empiezas a ver que el trabajo sale adelante”.

Estos trabajadores han recogido, sólo en las zonas festivas, alrededor de 9 toneladas de residuos. “En el Muelle Don Luis, que nos sorprendió, fueron unos 120-130 sacos de 90 litros cada uno. Rompeolas y San Guillén unos 520 kilos. En la zona de Santa María unos 70 sacos y en la Atalaya unos 80 sacos”.

El trabajo extra de este colectivo no acaba ahí porque “todavía tenemos unos cuantos días para limpiar la suciedad que queda con la retirada de casetas y barracas y las manchas en las aceras provocadas por la misma suciedad”.

La limpieza de la lámina de agua ha sido competencia de Puertos que esta mañana enviaba personal para recoger los residuos de estos entornos.

El servicio de limpieza recogió unas 9 toneladas de residuos tras el Coso Blanco