sábado. 03.12.2022

Con motivo de la celebración del I Centenario del Círculo Católico San José de Castro Urdiales, el obispo de la Diócesis de Santander y Valle de Mena, Vicente Jiménez Zamora, visitó por primera vez la ciudad. El párroco, José Manuel Ortiz del Solar, antes de comenzar la solemne Eucaristía en la iglesia parroquial de Santa María, dedicó un saludo de bienvenida al obispo, manifestando, entre otras cosas, el agradecimiento por su presencia y el que hubiera querido compartir con los castreños esta celebración.

Castro Urdiales, añadió, “siempre ha sido respetuosa y acogedora con su obispo, nunca se olvida de compartir con los pobres o necesitados, como lo demuestra muchas veces con su solidaridad, por eso, en nombre de todos, gracias”, dijo.

Vicente Jiménez Zamora, después de saludar a todos los presentes, indicó: “me presento a vosotros en la tarde-noche de hoy, como nuevo obispo pastor de nuestra amada Diócesis de Santander, que hoy llega a esta parroquia de Santa María de La Asunción de la ciudad de Castro Urdiales en el nombre del Señor”, para pasar a recordar que “volvemos la mirada agradecida al Círculo Católico San José de Castro Urdiales, que fue inaugurado el 1 de junio de 1907, siendo su promotor el sacerdote César del Barco, que contó con la colaboración generosa de los fieles y vecinos castreños de toda condición social, especialmente de los comerciantes y empleados”; para todos ellos, aseveró, “nuestro recuerdo agradecido”.

La Fundación Círculo Católico San José nació en el contexto social de principios del siglo XX, a raíz de la publicación de la famosa Encíclica del papa León XIII Rerum Novarum en el año 1891, sobre la cuestión social y obrera que buscaba una justicia social en el trabajo, en la economía y en la naciente industria. En la ciudad de Castro Urdiales la situación de principios del siglo XX, era delicada, los pobres y las gentes humildes estaban desamparados, carecían de escuelas, de trabajo y había muchas necesidades materiales. Para dar respuesta a esta situación preocupante, surgió el Círculo Católico San José con una única finalidad, la asistencia social y la evolución del pueblo mediante una formación integral humana y cristiana.

La Fundación, heredera de esta importante obra y del legado social cristiano, quiso dar gracias a Dios por el camino recorrido a lo largo de estos cien años y, fieles a los orígenes recogidos en los Estatutos, indicó que su deseo es “seguir realizando una obra inspirada en la justicia y en la caridad”. Este propósito fue alabado por el obispo de la Diócesis de Santander, quien aprovechó la ocasión para “felicitar a la Junta Directiva y a todos y cada uno de sus miembros”. Una vez finalizada la solemne Eucaristía, el obispo fue obsequiado, en la sede del Círculo Católico, con una carabela, realizada en plata y la degustación de un vino español.

Extraído de: elalerta.com

El obispo de la Diócesis de Santander, visita por primera vez el municipio