miércoles. 30.11.2022

El Centro de Información de la Mujer, ubicado en el Paseo de la Barrera número 2, tercera planta de Castro Urdiales, ha constituido un gran acierto desde su implantación. Prueba de ello es el éxito alcanzado hasta el momento y los elogios de cuantas mujeres acuden a recibir información y asesoramiento acerca de sus problemas. Al frente de este importantísimo Centro, se encuentra Anne Labiano Etxebarría quien, a través de la siguiente entrevista, refleja fielmente las actividades y objetivos que viene desarrollando y que tiene previsto poner en marcha el servicio que ella dirige. Este “recurso social” para las mujeres castreñas, les ofrece atención psicológica, asesoría jurídica y tratamiento personalizado.

PREGUNTA.- ¿Qué es exactamente este centro de Información de la Mujer?

RESPUESTA.- Es un recurso social para que las mujeres puedan ver facilitada alguna información y se las derive, a continuación, a los diferentes recursos que puedan necesitar. Si por ejemplo una mujer, en el caso de divorcio, no sabe dónde tiene que acudir, qué hacer, o, incluiso, si quiere buscar trabajo o montar una empresa y hasta optar a una beca, viene aquí y lo que hacemos es aglomerar toda la información sobre los recursos existentes en Castro Urdiales, Cantabria e incluso a nivel nacional, y proporcionarle dicha información. Además le ofrecemos una asesoría jurídica que les informa y aclara cuestiones, por ejemplo, sobre hipoteca, vivienda, divorcio, separación, maltrato, etc. y cómo llevar a cabo las acciones correspondientes. Sin olvidar las atención psicológica, tan importante, que ofrece un tratamiento para que la mujer pueda sobrellevar la etapa en la que lo está pasando muy mal debido al problema que tiene.

P.- ¿Era necesario este Centro en Castro Urdiales?

R.- Sí. Castro Urdiales ya es, hoy en día, un municipio que tiene una población considerable en cuanto a número de habitantes, está muy lejos de Santander y era necesario que aquí existiese algún nexo de unión con los servicios que la capital cántabra ofrece a nivel regional. A nosotras, como mujeres, se nos puede educar, en el sentido de que tenemos que trabajar en casa, que podemos salir a la calle, pero no nos suelen dar pautas para acudir, por ejemplo, a los Servicios Sociales. Por esta razón, todo eso lo incluimos en el programa que ofrecemos en este Centro. En él prestamos ayuda en todos los procesos que la mujer quiera, para lo cual informamos de los contenidos e, incluso, acompañamos a cada mujer a los lugares necesarios. En definitiva, es muy necesario este Centro como lo demuestra las 180 mujeres que, en menos de un año funcionando, han acudido a él. Además, cada una de ellas lleva un tratamiento individual, un seguimiento y una derivación. Indudablemente se ha demostrado que era muy necesario.

P.- Después de casi un año de andadura ¿por qué aspectos se interesa más la mujer?

R.- Generalmente suele ser por procesos de separación o divorcio, debido a que se van a encontrar muy solas después de haber tenido durante varios años una vida en común con otra persona, lo que no cura el estar rodeada de familiares o personas más o menos allegadas, sin olvidar el maltrato del que, desgraciadamente, hay demasiados casos en Castro Urdiales. En los momentos de separación o divorcio en que la mujer, de repente, se encuentra sin recursos, sin posibilidad de hacer algo, no sabe dónde acudir, no sabe lo que tiene que hacer y esto tiene como consecuencia que se acercan hasta nosotras con bloqueo emocional, no suelen acordarse de las cosas y presentan, incluso, falta de concentración, por la situación que tienen que atravesar.

P.- Una mujer llega al Centro de Información, expone su problemática y ¿cómo sale?

R.- Generalmente cuando llegan las vemos compungidas, tristes; luego salen, en un principio tristes, debido a que el proceso aún no ha terminado, acaba de empezar como quien dice, pero, eso sí, salen sabiendo lo que tienen que hacer y, cuando terminan todo el proceso, notamos que les ha cambiado el cuerpo física y anímicamente, sobre todo porque la primera vez apreciamos que entran agachadas, cohibidas y cuando todo ha terminado salen con el cuerpo recto, mirando al frente, se les nota que se han liberado de un peso muy importante. Si para ellas ha sido una liberación para nosotras es una satisfacción grandísima.

P.- ¿Cuentan con espacio físico suficiente para desarrollar este programa?

R.- De momento, mirando cómo estamos funcionando en lo social a nivel mundial, vistas las cosas, no podemos quejarnos; lógicamente es necesario ampliar todo, nosotras, como es natural, estaríamos más a gusto en un espacio más amplio, incluso con más gente y apoyo, pero bueno, yo creo que por ahora, después de casi un año y las cosas que hemos hecho, está muy bien. Estamos ubicados en el centro neurálgico de la ciudad y eso es bueno también. Claro que, insisto, siempre es necesario un poquito más, pero poco a poco creo que lo iremos consiguiendo.

P.- ¿Qué fórmula emplearía para vender este Centro de Información de la Mujer?

R.- Una de la cosas buenas que tiene es que toca todos los temas y ofrece una información que es muy necesaria; entonces, al final, lo que necesitamos todas, porque aquí vienen mujeres de todo tipo. No debemos olvidar que pasamos algún momento en nuestra vida en el que necesitamos acudir a un centro como este porque, básicamente, desconoces qué pasos tienes que dar para iniciar el proceso que quieres llevar a cabo y el centro lo que hace es ofrecerte esas pautas, los pasos a seguir para que ese proceso llegue al fin que la mujer desea. En este Centro de Información de la Mujer, nosotras no decimos cuál es el bien ni el mal, tampoco estamos para salvar a la gente, lo que hacemos es ofrecer una ayuda personal a cada mujer que viene aquí para que ella misma adopte las decisiones que crea más adecuadas. Lo bueno del centro es que te ofrece un apoyo, una logística y unas ideas más claras de las pautas que tiene que seguir la mujer en un momento de su vida para realizar el proyecto que pretende llevar a cabo. Yo creo que la mujer de Castro Urdiales en general sí que necesita lo que aquí se le ofrece. En este sentido, desde mi punto de vista, un aspecto muy importante es que en este Centro de Información de la Mujer de Castro Urdiales, intentamos ayudarla para que obtenga y recupere su autoestima porque, al final, por diferentes procesos, la mujer pierde mucha autoestima y eso es muy importante, por ello intentamos que esa autoestima esté siempre a un buen nivel.

Derivaciones del centro.

Anne Labiano, comenta que, además, desde el centro que coordina, “ofrecen distintas actuaciones exteriores como, por ejemplo, exposiciones y charlas-coloquio de gran interés general para la mujer”. En este sentido comenta que, “hasta el momento, las derivaciones principales que han realizado desde el Centro de Información a la Mujer, de Castro Urdiales, han sido hacia Asuntos Sociales (para recibir ayudas económicas o subvenciones); Casas de Acogida (para casos de desprotección o malos tratos); Policía Local y Guardia civil (para que dirimiesen en situaciones de violencia o conflicto); Cantabria Acoge (para obtener permisos de residencia); Brújula de Empleo (para la búsqueda activa de trabajo); Agencia de Desarrollo Local del Ayuntamiento de Castro (para información sobre cursos de Formación); Servicio de orientación Jurídica (abogada de oficio) y Juzgados (en el caso de denuncias o información)”.

Extraído de: elalerta.com

El Centro de Información de la Mujer de Castro Urdiales ha atendido ya a 180 ...