lunes. 05.12.2022

El responsable de DYA Cantabria, Rafael Gómez Úrculo, ha dado a conocer que “por imperativos de la Ley vigente”, han tenido que proceder a la renovación de cuatro vehículos de nuestro Parque Móvil, debido a que “han transcurrido los 8 años de vigencia que tienen esta clase de vehículos, independientemente del kilometraje que hayan recorrido o del estado físico en que se encuentren”. El responsable de la DYA añade que esta situación llega “hasta el punto de que, en ocasiones, tenemos que dar de baja vehículos que se encuentran en perfectas condiciones de funcionamiento debido al cuidado y mantenimiento a los que, lógicamente, los tenemos sometidos”.

En concreto, señala, Gómez Úrculo, “de esos cuatro vehículos dos son ambulancias, una de ellas UVI- Móvil y la otra de Soporte Vital Básico (SVB) que, al mismo tiempo, es convertible a UVI-Móvil”; para estas ambulancias han realizado una inversión de 120.000 euros. Una de ellas “ha sido subvencionada, en parte, por la empresa Evo Bus Ibérica y el resto ha salido de las arcas de la propia DYA, gracias a las aportaciones por cuotas de los socios protectores y donaciones aisladas que recibimos”, indica Gómez Urculo.

En lo referente a las otras dos unidades “estas incorporaciones han consistido, por una parte, en un vehículo ligero de intervención rápida y rescate, dotado con material de asistencia médica como, por ejemplo, una desfibrilador semiautomático, un respirador, material de inmovilización y, por otra parte, equipamiento de rescate, dotado con un equipo corta chapas ligero, diversas herramientas y utillaje, un generador de corriente eléctrica y equipo de iluminación”.

Se trata de “una unidad polivalente de primera intervención que sumar a la ya existente”, de modo que ahora, poseen dos unidades para casos de suma emergencia o bien para tener una en reserva que esté disponible las 24 horas del día y los 365 días del año. Con ella, además, “podemos cubrir algunas pruebas, como los Campeonatos de Cantabria de Rallyes, etc.”.

Por lo que respecta a la cuarta unidad incorporada, “se trata de un vehículo novedoso”, el cual se han “lanzado a adquirir” con el fin de “tener apoyo en las coberturas preventivas que llevamos a cabo por toda Cantabria, además de para unirlo a la columna sanitaria que vamos, poco a poco, conformando para casos de emergencias graves, incluso de catástrofe”. Para estas emergencias graves ya disponen de un Parque de ambulancias y vehículos de rescate, además de un camiónquirófanohospital, “único en Cantabria”. Según Gómez Urculo, ahora añaden “esta nueva unidad móvil de coordinación y comunicaciones”.

Se trata de “un furgón ligero que puede trasladarse rápidamente al lugar donde se precisa; su interior está dividido en dos partes, una dedicada a oficina con dos puestos de trabajo, dotados de ordenadores con conexión permanente a internet, una central telefónica dotada con tres líneas de entrada y salida de telefonía y datos, fax, impresora, fotocopiadora, equipo de radiocomunicaciones, un mástil neumático de 8 metros de altura para colocar las antenas, así como un repetidor móvil para poder tener cobertura en la zona en la que estén trabajando los equipos y poder transmitir los datos a la Central”.

Cuantía de las inversiones.

En cuanto al coste económico, el furgón de comunicaciones ha supuesto un gasto de 20.000 euros, aproximadamente. En cuanto al vehículo de rescate la cifra es similar, unos 20.000 euros, (el vehículo y su transformación), porque ya tenían en su poder gran parte de su equipamiento interior. En definitiva, los cuatro vehículos, incluyendo su equipamiento interior, han supuesto una inversión de 180.000 euros aproximadamente, de los cuales, “salvo la cantidad subvencionada por la empresa Evo Bus Ibérica, ha sido pagado íntegramente por DYA Cantabria gracias a la aportación de los socios protectores y una operación de crédito bancario”. Gómez, ante estas importantes inversiones, solicita a la ciudadanía de Castro Urdiales que les siga apoyando, “como mínimo, como lo está haciendo hasta ahora”.

El responsable de la DYA manifestó que están “muy satisfechos”, pero quiso señalar, que “no recibimos ese mismo apoyo por parte de las instituciones oficiales, que son las que más olvidados nos tienen”. De hecho, según Gómez, durante todo el año 2006 intentaron iniciar la renovación de estos vehículos que prestan servicio gratuito a todo el municipio castreño, se intentó ya en el año 2006. También en el año 2007 enviaron cartas “solicitando ayudas al Ayuntamiento y demás instituciones” y “no tuvimos ninguna respuesta hasta el día de hoy, ni por parte de la anterior Corporación ni por parte de la actual”.

Solicitan apoyo institucional.

Gómez indica que seguirán intentándolo pero que, “al final, hemos tenido que recurrir a nuestros propios medios para poder llevar a cabo estas renovaciones tan urgentes como necesarias, porque el tiempo se agotaba y las subvenciones por parte de las instituciones oficiales no llegaban”. “En la DYA estamos permanentemente con la luz roja económica encendida, porque no somos una sociedad de lucro, sino que trabajamos para la sociedad en general a base de constantes inversiones para conseguir mantener dignamente estos servicios gratuitos, un superávit en nuestras arcas no tiene lugar, sería ilógico cuando hay tantas cosas en que invertir”, explica.

Es necesario alcanzar una serie de convenios, “tanto con el Gobierno regional para emergencias puntuales (Gobierno que no nos ha aportado nada en los 11 años que llevamos funcionando), así como con el Ayuntamiento de Castro del que sí hemos recibido colaboración, pero nunca de una forma reglada y acorde al volumen de servicios”. Gómez concluye que “esos son los objetivos que tenemos que fijar con las dos administraciones”.

Extraído de: elalerta.com

DYA Cantabria invierte 180.000 euros en renovar los vehículos de su Parque Movil