sábado. 26.11.2022

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Cantabria ha confirmado una condena de dos años y medio de cárcel para un hombre que, durante una pelea, sacó un cuchillo de cocina de 15 centímetros de longitud y se lo clavó dos veces al otro implicado en la disputa. Según se explica en una sentencia hecha pública hoy, los hechos sucedieron la madrugada del 27 de abril de este año en el exterior de un bar de Castro Urdiales. Allí, el acusado, Manuel María R.V., estaba con un amigo y entabló conversación con otras dos personas. Entonces se acercó al grupo un amigo de los hombres que conversaban con el acusado y éste se molestó y surgió un incidente verbal con el que acababa de llegar.


Inmediatamente después, el acusado le propinó un puñetazo en la cara y el agredido repelió la agresión, tras lo cual, Manuel María sacó el cuchillo de cocina y se lo clavó en dos ocasiones en el hemitórax derecho y la zona umbilical izquierda.

   El agredido tuvo que permanecer dos días ingresado y necesitó suturas quirúrgicas, reposo y observación, así como antibioterapia. Como secuelas le quedan sendas cicatrices de dos centímetros.

   El Juzgado de lo Penal número 2 de Santander condenó en julio al acusado a dos años y medio de cárcel por un delito de lesiones y le ordenó además indemnizar con 800 euros a su víctima. El procesado recurrió y ahora la Audiencia ratifica la condena.

   El hombre alegaba que las lesiones las produjo en defensa propia y "a título de imprudencia", pero la Audiencia replica que no puede considerarse defensa propia cuando fue él quien inició la pelea, y mucho menos se puede entender por imprudencia sacar un cuchillo durante una pelea.

   Además, la Audiencia rechaza aplicarle la atenuante de drogadicción porque, según dice, se ha probado que tomó droga después de la agresión, pero no se ha demostrado que también la tomara antes.

   Por último, el acusado quería que se apreciara en mayor medida la atenuante de reparación del daño, ya que consignó el dinero de la indemnización antes del juicio. La sentencia de la Audiencia subraya que la atenuante ya se tuvo en cuenta en la sentencia de instancia y no hay motivos para que pueda considerarse en más grado de lo que se hizo entonces.

Extraído de: .europapress.es

Dos años y medio de cárcel por clavar a un hombre un cuchillo de cocina