sábado. 01.10.2022

La pedanía castreña de Santullán se convirtió ayer en centro atención

informativa de la jornada a raíz del reportaje publicado en las páginas

de este periódico sobre el incremento poblacional que se prevé con la

construcción de 240 chalés en la localidad, proyecto que ha acabado en

los tribunales. Recordemos que el pedáneo, Julián Revuelta (PSOE), ha

interpuesto una denuncia por presunta prevaricación contra el alcalde,

Fernando Muguruza (PRC), el concejal de Obras, Salvador Hierro (IU), y

que también ha denunciado a la empresa Sacyr Vallehermoso por una

presunta invasión de terrenos rústicos, propiedad de la junta vecinal.
En Santullán había opiniones para todos los gustos. Desde los que se

posicionaban a favor de la construcción de 'Residencial San Pelayo'

«porque actuaciones de este tipo permitirán el desarrollo del pueblo en

materia de infraestructuras», hasta los que estaban totalmente en

contra porque «hacen lo que les da la gana».

Explicaciones

Por

su parte, el alcalde de Castro Urdiales, Fernando Muguruza, remitió

ayer una nota de prensa a los medios de comunicación, donde recuerda

que la «competencia del suministro de agua, tanto la provisional, como

la definitiva, es del Ayuntamiento de Castro Urdiales». Con respecto a

la invasión de terrenos rústicos con las obras de urbanización de

'Residencial San Pelayo', Muguruza dijo que el topógrafo del servicio

de Obras y Urbanismo del Consistorio municipal procedió hace unos

cuatro meses al amojonamiento y deslinde del sector afectado y los

terrenos rústicos colindantes con éste. «En dicho amojonamiento,

practicado con estacas colocadas cada 10 metros, se observó que en unos

20 metros de longitud, la red de pluviales invadía terrenos rústicos y

que por lo tanto se ordenó demoler el tramo de la red a la constructora

Sacyr Vallehermoso por parte del Ayuntamiento, y la empresa

constructora procedió a demoler lo realmente mal ejecutado», asegura.

Con

respecto a la destrucción de la senda rural propiedad de la junta

vecinal, el alcalde dijo que «por un error, y no voluntariamente, se

inscribieron dichos terrenos a nombre del Ayuntamiento y no de la junta

vecinal, por lo que habrá que realizar las oportunas medidas por parte

del Ayuntamiento, para poder llegar a un arreglo satisfactorio para

todas las partes».

Por último, el alcalde recuerda que con los

ingresos del nuevo contrato del agua se pretende realizar las obras

necesarias para poder suministrar de agua potable y de evacuación de

aguas negras a todas las nuevas promociones de viviendas en desarrollo

y, en especial, las que se ejecutan en las nueve pedanías.

Extraído de: eldiariomontanes.es

División de opiniones en Santullán sobre la urbanización Residencial San Pelayo