sábado. 15.06.2024

Un vecino de Bilbao de 32 años ha sido condenado a cuatro años de

prisión y multa de 40.000 euros como autor de un delito de tráfico de

estupefacientes. La sentencia, dictada de conformidad por la sección

primera de la Audiencia de Cantabria, es firme ya que el propio

imputado aceptó los cargos y se declaró autor.
Los hechos ocurrieron el día 21 de abril de 2006, sobre las siete y

cuarto de la tarde, cuando el acusado fue sorprendido por una patrulla

de la Guardia Civil de Castro Urdiales en un control rutinario con 990

gramos de anfetamina. La droga era de una riqueza media del 4 por

ciento.

Los agentes dieron el alto al acusado cuando se

trasladaba en el vehículo que conducía, un Opel Corsa, matrícula

BI-7182-AZ, de su propiedad por la rotonda de la salida norte de la

villa castreña.

Según recoge la sentencia, el acusado escondía

la droga, que pretendía destinar a la venta a otras personas, junto a

la batería del coche.

La sustancia incautada tendría en el

momento de los hechos un precio de 16.859 euros. El detenido permaneció

en prisión provisional por estos hechos desde el día 22 de abril de

2006 hasta el 8 de agosto del mismo año. La aceptación de los cargos

que le imputaba el Ministerio Fiscal hizo que la sentencia fuera

dictada de conformidad.

Extraído de: eldiariomontanes.es

Cuatro años para un hombre al que le incautaron un kilo de 'anfetas'