miércoles. 30.11.2022

El Juzgado de lo Penal número Tres de Santander ha condenado a cuatro años de prisión en total a un maltratador reincidente que propinó una paliza a su ex compañera sentimental incumpliendo la orden de alejamiento de ella que se le había impuesto tres años antes, cuando también fue condenado por un delito de violencia de género.
Los hechos tuvieron lugar a las once y media de la noche del 31 de marzo de 2007, cuando el acusado, José Antonio P.G., que tenía entonces 37 años, se encontraba en el domicilio de Castro Urdiales de su antigua compañera sentimental, de la misma edad, pese a que tenía prohibido acercarse a menos de 300 metros y comunicarse con ella durante tres años, es decir hasta octubre de 2007.

Tras recriminar a la mujer por levantarse del sofá, la cogió del cuello y la lanzó contra la pared, propinándola múltiples golpes. A consecuencia de la agresión, la víctima sufrió fractura del cuerpo vertebral, mínima espondilosíntesis, policontusiones y síndrome ansioso depresivo, precisando para su curación ingreso hospitalario, asistencia psiquiátrica y collarín rígido, entre otras medidas.

La agredida tardó 124 días en curarse de sus lesiones, de los que cuatro estuvo hospitalizada, y durante 90 no pudo desempeñar sus ocupaciones habituales, quedándole como secuela alteraciones de la estática vertebral postfractura.

La sentencia, por conformidad de las partes, condena a tres años y seis meses de prisión al acusado por el delito de violencia de género, con el agravante de reincidencia, y le prohíbe acercarse a su ex pareja a menos de 200 metros y comunicarse con ella durante cinco años.

Además le impone seis meses de prisión por el delito de quebrantamiento de condena, y deberá indemnizar a la víctima con 5.619 euros por los días invertidos en la curación de sus lesiones y con 3.730 euros por las secuelas, intereses y pago de las costas procesales.

Extraído de terra.es

Cuatro años a un maltratador reincidente que propinó una paliza a su ex pareja