viernes. 19.04.2024

La portavoz del grupo de concejales socialistas en el Consistorio castreño, Chus Esteban, acompañada por el concejal y alcalde pedáneo de Cerdigo, Alvaro Hierro, representando, en esta ocasión, al presidente de la Hermandad de Juntas Vecinales, Antonio Alijo, opinaron sobre la situación del suministro de agua a las distintas juntas vecinales y sobre un bando del Ayuntamiento publicado ayer. Alvaro Hierro señaló que “las juntas vecinales no están en contra de que se instalen contadores, todo lo contrario, estamos a favor y creemos que es la mejor manera de controlar el gasto excesivo que, en ocasiones, se hace de este servicio”.

“Estamos en contra de la forma en cómo se comunican los plazos que conceden para, de alguna manera, censar a los vecinos al poner contadores y, sobre todo, estamos en contra también de la falta de cumplimiento de compromisos adquiridos por el Ayuntamiento que, además, están firmados por los alcaldes pedáneos y el anterior responsable de la Concejalía de Industria, así como las obras de mejoras en las infraestructuras de agua y saneamiento en las pedanías a cargo del canon que iba a abonar la empresa adjudicataria de la gestión de estos servicios, como es en este caso la empresa Ascan, de la que se han recibido 12 millones de euros, quiero recordar, y no sabemos en qué se han invertido o dónde está, es decir, queremos saber qué se está haciendo con ese dinero”.

Recordó Alvaro Hierro que “también había un compromiso, por parte del Ayuntamiento, de crear una comisión de seguimiento y calidad de las obras a realizar con el dinero del contrato del agua, así como otro compromiso, por parte del ayuntamiento y los alcaldes pedáneos de que iba a participar la Hermandad de Juntas Vecinales cuya representación correría a cargo del presidente de la misma, en esta ocasión Antonio Alijo, y tampoco se ha creado esa comisión, un motivo más para estar en desacuerdo con la actuación de este Ayuntamiento. También se dijo que se aportaría una compensación a las juntas vecinales que hubieran realizado obras para ofrecer estos servicios antes de la adjudicación a una empresa de los mismos por parte del Ayuntamiento, por lo tanto, hasta que no se cumpla ese compromiso por parte del Ayuntamiento, seguiremos afirmando que no son normas de actuación, tienen que haber un diálogo con las juntas vecinales, una forma de actuar más planificada, con mayor tiempo de ejecución de las actuaciones, no solamente 30 días que son poquísimos, casi imposible de poder cumplirse la normativa de colocar los contadores como se indica en el Bando Municipal, creemos que de esta manera no vamos por buen camino como ya lo venimos anunciando en plenos y comisiones, no decimos que actúan de forma dictatorial pero sí por decreto, sin diálogo y, al final, las consecuencias las van a pagar los vecinos de las pedanías”.

Otra forma de gobernar.

Chus Esteban dijo que “queremos poner de manifiesto, nuevamente, una queja en el sentido de que creemos que, este equipo de gobierno, además de trabajar, como venimos diciendo, lo tiene que hacer bien y contar con la participación y el consenso del resto de los componentes de la Corporación municipal y, por ello, decimos que las formas de gobernar de este equipo de Gobierno, que no son, creemos nosotros, las adecuadas, como es en este caso concreto este tema que afecta a las juntas vecinales y cuyos alcaldes se han enterado a través de un bando de la Alcaldía”. “La instalación de contadores es prácticamente imposible realizarla en un plazo de 30 días como dice la notificación, tenemos el caso de Mioño que, con muchísimos menos números de viviendas tardó 5 meses en conseguirlo, ¿cómo se puede pretender que se realice en 30 días?. En definitiva, lo que está realizando el Ayuntamiento a través de decretos no es forma de gobernar, es más fácil y transparente, sin duda, contar con la participación, concretamente en este caso, de los alcaldes pedáneos para poder dar un mejor servicio”, concluyó.

Extraído de: elalerta.com

Críticas al bando municipal que exige instalar contadores de agua