lunes. 06.02.2023

El Consejo de Administración del Ente Público Puertos de Cantabria aprobó el pasado viernes el Plan de Puertos definitivo, que cuenta ya con todos los informes favorables. Tras ello, el consejero de Obras Públicas, José María Mazón, lo remitirá al Consejo de Gobierno regional para que éste lo envíe al Parlamento. De hecho, el Ejecutivo tiene previsto solicitar la celebración de un pleno extraordinario para su aprobación.

De esta forma se llega al final de la compleja tramitación de este documento que fija las actuaciones en esta materia para el periodo 2006-2013 con una inversión total que se cifra en más de 266 millones de euros.

El plan ha superado ya el periodo de información pública, de consulta a los ayuntamientos implicados y la evaluación de impacto ambiental, por lo que ya se han incorporado al texto definitivo los informes y sugerencias recibidos.

Ese texto definitivo no presenta grandes diferencias sobre el proyecto -aprobado en diciembre de 2006-, aunque se corrigen algunos aspectos como el nuevo puerto deportivo de Suances, que se suprime y se limita a meras ampliaciones de las actuales instalaciones, que en modo alguno alcanzan la oferta de amarres prevista en la instalación que se suprime.

Además, en el caso del puerto de San Vicente de la Barquera se opta por la alternativa del puerto interior.

El Plan de Puertos tiene como objetivos generales satisfacer la demanda del sector pesquero a través de la mejora de las condiciones operativas de los puertos; satisfacer la demanda del sector náutico-recreativo, a través de una oferta adecuada de puestos de amarre; y garantizar la integración territorial de las infraestructuras portuarias.

Además, aspira a compatibilizar el desarrollo portuario con la protección del medio natural, y garantizar la viabilidad económica del plan.

Desarrollo integral

Dentro de las diferentes opciones y alternativas que el avance del plan de puertos barajaba se ha optado por la que apuesta por la potenciación y desarrollo de los puertos e instalaciones portuarias, y que implica no sólo la modernización y mejora de las instalaciones existentes, sino el desarrollo de nuevas actuaciones dirigidas a potenciar la actividad portuaria en todas sus facetas.

Se fijan siete grandes actuaciones que incluyen la implantación de nuevos puertos e instalaciones. Se trata de la ordenación de la dársena y el frente marítimo del puerto de Castro Urdiales; el nuevo puerto de Laredo; la ordenación de fondeos en el puerto de Colindres; la ordenación de fondeos en el puerto de Santoña; el nuevo puerto deportivo en San Vicente de la Barquera (puerto interior); instalaciones portuarias del arco Sur de la Bahía de Santander; el nuevo puerto deportivo en Comillas y las actuaciones en el puerto de Suances.

Modernización

Junto a estas denominadas grandes actuaciones, que acaparan 158,6 millones de euros, el Plan de Puertos abordará la modernización y potenciación de instalaciones ya existentes. Este programa hace referencia a actuaciones de reforma, refuerzo o reparación.

Una mención especial merece la previsión del plan de potenciar el concepto de integración puerto-ciudad, a través de la supresión de barreras y la creación de espacios de uso público compatibles, en cualquier caso, con las actividades portuarias. Esta segunda línea tiene una previsión de inversión de 42,3 millones de euros hasta 2009 y de algo mas de 36 millones de 2010 a 2013.

El tercer eje de actividad del plan se refiere a actuaciones especificas, con instalaciones y medios destinados a mejorar los servicios portuarios relacionados con la varada, los suministros de combustible, agua y energía, la gestión de residuos, la vigilancia y seguridad, la señalización y balizamiento y la operatividad de la navegación (dragados de mantenimiento). El presupuesto hasta 2013 es de 29,4 millones de euros.

Una de las primeras actuaciones que saldrán a licitación tras la aprobación del plan en el Parlamento será el nuevo puerto de Colindres.

El Plan de Puertos de Cantabria analiza también las posibilidades de otras instalaciones como las de Saltacaballos, Ontón y Mioño (transferidas junto con el puerto de Castro Urdiales); Quejo (transferida con el puerto de Santoña) y las instalaciones existentes en la ria de Suances y en Unquera.

No obstante, apunta que por su tipología y dimensiones carecen de interés para un uso portuario por lo que se propone la desafectación del dominio portuario para su gestión por el Ministerio de Medio Ambiente.

Estudio económico

El plan incluye un estudio económico-financiero y programación de inversiones, en el que se analizan distintos escenarios de gestión, ya sea por gestión directa por la presupuestaria, utilizando el contrato de concesión de obra pública para incorporar la financiación privada de las infraestructuras, o la financiación a través de la entidad pública empresarial, mediante la contratación de operaciones de crédito.

Extraído de: eldiariomontanes.es

Concluido el Plan de Puertos, que será remitido al Parlamento en una semana