domingo. 27.11.2022

A continuación publicamos el comunicado de la Asociación OTRO CASTRO ES POSIBLE en relación a las obras del aparcamiento de Amestoy.

Al final del comunicado editamos unas fotos sobre la escasa información que tenemos sobre el proyecto de la zona peatonal del parque, y que hoy pueden verse en el recibidor de la casa de cultura, en la "Residencia".



Una información que no está a la altura de la importancia que tiene el espacio central de la escena urbana litoral de la ciudad de Castro Urdiales. No vamos a entrar ahora en la conveniencia de meter un aparcamiento de estas dimensiones en el centro de la ciudad histórica. Sobre esta cuestión ya hablamos hace tres años en un comunicado. Lo que interesa ahora es cómo va a quedar el parque. Resulta preocupante que se haya elegido a dedo un diseño mediocre e insustancial. Reclamamos que se corrija esta situación promoviendo la participación de profesionales y ciudadanos en el diseño del parque.


Las obras del aparcamiento subterráneo el día 10 de octubre de 2009, desde la pasarela del club náutico.

Comunicado en relación al proyecto de Parque de Amestoy.


¿OTRO PARQUE NO ES POSIBLE?

El parque de Amestoy lleva abandonado desde hace más de veinte años. Desde febrero de 2008 se encuentra en obras para la ejecución de un parking de 770 plazas (140 menos de las previstas). La obra la realiza ASCAN, del grupo empresarial SADISA (Santiago Díaz), empresa a la que conocemos por ser la concesionaria del servicio municipal de aguas, y aspirante a que se le adjudique también el servicio de limpieza una vez finalice la prórroga del contrato con Vertresa. Es una de las empresas más importantes de Cantabria. Los políticos la conocen muy bien por ser una empresa que juega un papel muy relevante en las obras y servicios públicos de Cantabria.

Se dice que la obra será entregada para el verano de 2010, y al día de hoy, los ciudadanos de Castro Urdiales no tenemos una idea clara de cómo va a quedar el parque. El consejero de Obras Públicas, señor Mazón, ha planteado al Ayuntamiento dos propuestas, una que llaman clásica, y otra “modernista”. La verdad es que puestos a manejar terminología, el señor consejero no acierta con las denominaciones, dado que ni en una ni en otra observamos clasicismo ni modernismo, pues ambas propuestas son tan mediocres que no merecen estar adscritas a ningún estilo arquitectónico. La denominada propuesta “clásica” consiste en un mosaico de parterres que definen una red de pasillos salpicados por bancos ordenadamente dispuestos y tampoco faltan las farolas y papeleras al uso; una verdadera sinsorgada. La mal llamada propuesta “modernista” está hecha con pretensiones de diseño espacial contemporáneo; en ella predomina visualmente un caótico mar de farolas un tanto desconcertante.

Los ciudadanos han podido ver las propuestas en el recibidor de la Casa de Cultura. La presentación consiste en seis paneles en los que se ven los planos de planta y algunos detalles. No hay maquetas, ni memorias que justifiquen la solución adoptada. La presentación es insultantemente pobre de medios. No ha habido publicidad, lógicamente, porque el evento no estaba a la altura de ningún dispendio promocional.

Hubo un momento en el que el ayuntamiento propuso al consejero hacer un concurso de ideas, pero el señor Mazón ha pasado olímpicamente de la corporación y ha emplazado a la misma, ya saben, a que se decidan entra la propuesta “clásica” (que no es clásica) y la propuesta “modernista” (que no es modernista); la corporación ha mordido el anzuelo y se ha posicionado por la propuesta “clásica” (que no, que no… que no es clásica). Imaginamos a nuestros ilustres concejales haciendo sesudos planteamientos estéticos para inclinarse por una u otras de las propuestas.


Un concurso de ideas para el mejor proyecto posible del parque

Para la consejería de obras públicas el parque no es sino la tapa del aparcamiento. Y el aparcamiento es una inversión muy cuantiosa que va a generar un buen negocio para la empresa concesionaria (¿otra vez Ascan?).


Nuestra asociación piensa que la cuestión del parque se ha despachado de una manera frívola e irresponsable. Allí donde el proyecto topa con el interés general, es decir, en el espacio público que se configura sobre el aparcamiento, se pasa de soslayo y se soluciona con el cara y cruz de dos propuestas que no alcanzan calidad suficiente. El parque es un espacio central, de enorme valor simbólico y estratégico para configurar un escenario de calidad en la vida urbana de los residentes y visitantes de Castro Urdiales, un espacio privilegiado en el que confluyen usos públicos para el descanso, el paseo, el ocio, la cultura y la fiesta; un espacio que enlaza la línea litoral de la bahía de Castro, sobre la que se asienta y realza; un espacio volcado al mar. También es uno de los pocos espacios públicos en medio de la ciudad histórica que conservamos y que dan calidad a la fachada litoral de la ciudad. Este espacio, tan malhadado en las últimas décadas, lo hemos heredado de finales del siglo XIX, y en su momento fue tratado y diseñado con la importancia que se merecía; aquel si era un diseño neoclásico. Ahora no, no hay diseño, no hay una reflexión seria sobre las soluciones arquitectónicas que puede adoptar este espacio, más bien da la impresión de que vale cualquier cosa.

También se está perdiendo la oportunidad para que ciudadanos, profesionales y asociaciones debatan sobre los usos del parque y hagan sus propuestas; nadie como la gente para conocer los usos del parque; y nadie como los profesionales para encontrar la mejor propuesta formal para albergar de forma coherente los usos propuestos.

Por eso, el planteamiento inicial que hizo el ayuntamiento era el correcto. Un concurso de ideas habría permitido encontrar sin duda mejores propuestas. El proyecto de los túneles de Ocharan se hizo mediante concurso y ha dado como resultado una propuesta de calidad, que si se llega a hacer, va a realzar el escenario urbano en el entorno de Ocharan con una propuesta formal valiente, contemporánea, y al mismo tiempo respetuosa con el patrimonio, ganando espacios públicos para la ciudad.

Con este comunicado queremos llamar la atención del gobierno de Cantabria, del ayuntamiento y de la ciudadanía para que se convoque urgentemente un concurso de ideas. No nos vale la disculpa de que ahora no hay tiempo. El consejero Mazón ha tenido esta propuesta sobre su mesa desde hace casi un año, y en cualquier caso, más vale detenerse ahora en procurar un buen proyecto que no lamentarnos de por vida de no haber aprovechado esta oportunidad.

Comunicado aprobado en reunión de la Junta Directiva de la Asociación Ciudadana “Otro Castro Es Posible” del lunes 26 de octubre de 2009.

El recibidor de la Residencia alberga desde hace medio año cuatro paneles en los que se adivina las dos propuestas (en realidad hay tres) que ha planteado la consejería de obras públicas. la presentación es deficiente, y la información escasa. La calidad de las propuestas, a falta de una mejor información, insuficiente.

Sobre estas líneas el denominado proyecto moderno(también llamado "modernista"). Su inspiración: la simbología que ofrece la ballena, sobre la que se plantea una escultura y quizás el efecto visual que ofrece la luminaria. No está mal como punto de partida, es interesante y también arriesgado, pero insuficientemente justificado en la escasa información de la que disponemos. Podría haber sido una propuesta dentro de un concurso de ideas. Preocupa el exceso de viales que reducen de forma ostensible el espacio peatonal.

El proyecto "clásico"; el que ha gustado más a los concejales de la corporación. Resulta bastante anodino, sin personalidad, podría ser la clonación de cualquier otro parque; este no pasaría el nivel de calidad exigible en un concurso de ideas.

Comunicado en relación al proyecto de Parque de Amestoy