domingo. 04.12.2022

Tras la temporada estival, las vacaciones escolares llegan a su fin. Esta mañana iniciaban las clases los alumnos de Infantil y Primaria en Castro. A las puertas de los colegios, comenzaba el barullo y los nervios, las despedidas con sus padres y los reencuentros con los amigos.

Para las familias, vuelta a la normalidad y a la organización para compatibilizar los trabajos con el horario escolar. Para los niños, toca madrugar y adaptarse a la rutina y en los casos en los que comienzan el colegio, además, hacerse a la nueva situación.

Algunos colegios presentan horario continuo, algo que generalmente está bien visto por los padres ya que, de este modo, a los escolares les queda la tarde libre para comer, hacer los deberes, estudiar y realizar actividades extraescolares, además, han asegurado, que por lo general se adaptan muy bien.

Muchas familias tienen que hacer un gran desembolso económico para afrontar este inicio de curso. Si hablamos de gastos, los alumnos de Primaria que se puedan beneficiar del Banco de Libros que ofrecen algunos colegios, se ahorrarán más de un 50% por niño. Con este servicio, el coste del material escolar asciende a 100 euros aproximadamente, cantidad que se verá incrementada a medida que avanza el curso.

Por ello, el Banco de Libros tiene una gran acogida entre los padres. De no utilizar este servicio, sólo en libros el gasto asciende a unos 140 euros, a lo que habría que sumarle el coste del resto del material escolar.

Por su parte, los alumnos de Educación Infantil precisan de dos batas, libros y material escolar, por lo que el gasto total asciende a unos 60 euros por alumno.

Para los más pequeños, supone un gran cambio ya que tienen que adaptarse a los horarios y a la separación de sus padres. Para facilitar el proceso, cuentan con unos horarios de adaptación. En el caso del Colegio Miguel Hernández, hasta el 27 de septiembre, el primer grupo asistirá a clase de 9:45 a 10:45, y el segundo de 11:15 a 12:15. Los días 28, 29 y 30 de este mes, lo harán los dos grupos a la vez, de 10 a 12:30 y a partir del 1 de octubre, el horario será el habitual, de 9 a 14 horas.

Victoria, Tutora del aula de 3 años del Miguel Hernández, ha comentado que "la mayoría de los alumnos vienen del aula de 2 años, por lo que vienen contentos y con las rutinas hechas, así que ahora toca hacer que se diviertan para que tengan ganas de venir todos los días. Siempre hay algún lloro, pero se intenta que se lo pasen bien y que de este modo la separación sea lo menos traumático posible".

Para facilitar la separación entre padres y alumnos, Victoria recomienda que "no se alarguen mucho las despedidas, que cuenten con una buena dosis de paciencia y recordar que si los adultos no se angustian, los pequeños tampoco lo harán".

Comienza la vuelta al cole en Castro Urdiales