domingo. 04.12.2022

Viajar para descubrir lugares con encanto y rincones ocultos es una actividad muy gratificante. Aunque en los últimos años, parece que si no se recorren muchos kilómetros y se va muy lejos de casa, uno no está viajando realmente. Y es que hay que reconocer que muchas veces no se le da importancia a aquello que tenemos más cerca.

Con las restricciones a la movilidad que se están sufriendo en los últimos tiempos, es una buena idea prestar atención a puntos de interés que no estén demasiado lejos y que nos permitan una escapada para desconectar... cuando el confinamiento municipal lo permita.

La región es muy rica, tanto desde un punto de vista cultural o gastronómico como paisajístico. A continuación se listan algunos de los puntos más emblemáticos que deberías conocer, tanto si eres de aquí como si vienes de fuera.

Faro del Castillo de Santa Ana

El castillo data del S XII y en el año 1853 se instaló una linterna en uno de sus torreones, dando así comienzo a su etapa como faro. Está muy cerca del puerto y es posible visitarlo entre las 10:00 y las 13:30 o de 18:00 a 20:00. Si vas en horario de tarde durante el invierno podrás verlo encendido.

En sus inicios, la linterna estaba formada por una simple lámpara de aceite con una óptica catadióptrica y dos lentes giratorias. En la actualidad tiene un sistema más sofisticado, con un farol helicoidal y varios paneles giratorios.

 

Áreas de interés arqueológico

Al igual que sucede en otras áreas de la Península Ibérica, en las inmediaciones de Castro Urdiales pueden encontrarse cuevas con grabados y pinturas rupestres. La más conocida es la de “El Cuco”, aunque también hay otras que merecen ser visitadas como es el caso de “La Lastrilla”, “Aurelia” o “Los Corrales”.

También hay restos de poblados de la Edad del Hierro en el Monte Cueto y en la zona conocida como Peña de Sámano.

 

Plaza del Ayuntamiento

Además de poder contemplar el propio ayuntamiento, que data del siglo XVI, es el lugar perfecto para tomarte un descanso en cualquiera de los bares y restaurantes que pueblan sus llamativos soportales. También encontrarás tiendas de souvenirs y algún local de juego en el que echar la quiniela o conocer cuáles son las apuestas para hoy.

Para muchos es uno de los mejores puntos desde donde empezar un paseo por las calles del casco antiguo de la ciudad.

 

Puente Romano

Data de la Edad Media y es de estilo gótico, formado por un único arco apuntado. Comunica el Castillo Faro con la ermita de Santa Ana, situada en un peñón en las inmediaciones del puerto. Aunque hoy en día esta ruta está interrumpida, al faltar otro puente similar que fue derruido.

Uno de los puntos más impresionantes es el área situada a los pies del propio puente, que forma una piscina en la que entra el agua del mar cuando sube la marea.

4 puntos singulares de Castro Urdiales que no deberías perderte si nos visitas tras el...