jueves. 29.02.2024

Hoy dejamos a un lado los problemas populares en el Seat León y cómo solucionarlos, para apreciar la constante mejora tecnológica de los sistemas de iluminación del coche. Empezamos con las lámparas incandescentes con filamento metálico, que hace de resistencia, se pone al rojo y da luz en un vacio.

Las lámparas halógenas tienen un funcionamiento parecido, pero utilizan un gas halógeno en vez de solo el vacío. Las lámparas de xenón, o descarga de gas utilizan electrodos en vez de filamentos y, finalmente, las LED son diodos emisores de luz. ¿Cuáles son las mejores? ¡Vamos a compararlas!

 

Tipos de lámparas del coche

Actualmente son 4 los tipos de luces para el coche que se encuentran en uso. Ya las hemos descrito rápidamente en la introducción de este artículo explicando brevemente su principio de funcionamiento. Veamos ahora las ventajas e inconvenientes de cada tipo.

 

Lámparas incandescentes

Estas tienen ya más de 130 años de antigüedad. Consumen mucha energía, son las menos eficientes, y también son las que menor vida útil tienen. Sin embargo todavía son las más utilizadas, muchos coches las llevan. A su favor, tienen que son fáciles de sustituir.

Circulado por vías con niebla ligera, debemos hacernos ver y para ello debemos activar las luces de cruce. Si la niebla es densa tendremos que activar las luces antiniebla traseras y, si las lleva, también las delanteras. Pero, solo en estos casos, pues pueden deslumbrar a los otros conductores. 

 

Luces halógenas

Siguiendo el mismo principio de funcionamiento pero con un gas, las lámparas halógenas tienen mayor intensidad y dan una luz más blanca. Tienen una vida útil algo superior y son igualmente fáciles de cambiar. Pero, su intensidad no llega a las de las luces de xenón y además van perdiendo intensidad.

Si nuestro coche lleva estas luces, como medida de seguridad para circular en condiciones adversas, como lluvia o niebla cerrada, es recomendable sustituirlas cada año, pues pierden alrededor del 20% de su capacidad de iluminación pasado este periodo de tiempo.

 

Xenón

¿Qué son los faros de xenón – rentingfinders.com? Son como las de los tubos fluorescentes de la cocina pero adaptados al automóvil. Dos electrodos de tungsteno próximos entre los que se produce un arco eléctrico en un casco lleno de gas xenón. ¡Esto da una luz 3 veces más fuerte que las halógenas!

Además, la iluminación de la carretera es total, por lo que la visibilidad al circular de noche o con condiciones meteorológicas adversas es mucho mejor y, por lo tanto, más seguro. El principal problema es su precio y que se necesitan conocimientos específicos para cambiarlas.

 

Luces LED

La incorporación más reciente a las tecnologías de iluminación para el automóvil: duran mucho, hasta 100.000 horas y permiten todo tipo de formas y colores. Es fácil encontrar repuestos, como el faro led Seat León – www.autodoc.es, consumen poco y proporcionan una gran visibilidad con lluvia o niebla. 

Sus aspectos negativos son, primero, su tendencia a calentarse. Segundo, la luz azul (420-440 nm) de las luces LED tiene un efecto sobre el cerebro humano: reduce la producción de melatonina. Esto no es deseable, pues dificulta conciliar el sueño. Al volante, este efecto puede ser una ventaja.

Tecnologías modernas para mejorar la seguridad vial: mejoras del sistema de iluminación