viernes. 02.12.2022

Halloween fue alguna vez una celebración religiosa, pero hoy está muy lejos de serlo. Más allá de ser una excusa para usar disfraces y comer dulces, también es un momento excelente para mirar películas de terror y jugar en estas tragaperras que te harán temblar de miedo.

 

La Mansión Encantada

La Mansión Encantada es un slot virtual diseñado para emular a las clásicas tragaperras del bar, con gráficos sencillos pero efectivos. Tiene dos niveles de juego, y en cada nivel tiene minijuegos que ayudan a sumar al bote final.

Este juego de tragaperras permite configurar giros automáticos para no estar haciendo clic todo el tiempo y poder concentrarse en las combinaciones del juego. Usa el Codigo betfair para apostar en casino y probar estos divertidos juegos. 

Algunas cosas que debes saber para jugar en este slot: por un lado las famosas calabazas de Halloween, o jack-o-lanterns, funcionan como comodín, es decir reemplazan a otros símbolos; por otro lado, tres lápidas te llevarán a un minijuego en el cementerio para seguir sumando.

Pero de todos los símbolos el que más interesa es el de la llave: las llaves se acumulan a medida que aparecen en los rodillos y son las que abren la puerta del nivel superior de juego. 

 

Happy Halloween

Este es un juego bastante más desarrollado, con impactantes gráficos. Happy Halloween tiene cinco rodillos y cuatro líneas con múltiples formas de premios.

Una bruja sexy te dará la mejor de las suertes: si consigues tres fotos de ella conseguirás multiplicar tu apuesta por cuatro y ganarás 10 vueltas gratis. Las calabazas son comodines y con ellas conseguirás hacer las más intrincadas combinaciones sin esfuerzo. 

Es un juego de apuestas bajas en el que es muy fácil ganar. No te lo pierdas.

 

¿Cuál es el origen de la noche de brujas?

Es una fiesta originada en el territorio que hoy es Irlanda, hace más de 3000 años. Este ritual daba comienzo al nuevo año, porque coincide con el solsticio de otoño. Su nombre original es “Samhain” que significa “fin del verano” en irlandés antiguo.

Los celtas creían que durante la noche del 31 de octubre los espíritus de los muertos caminaban entre los vivos. Se colocaban máscaras que servían para ahuyentar a los malos espíritus y hacían comidas en las tumbas de sus antepasados. Se trataba de una celebración religiosa de purificación.

La fiesta fue importada en Estados Unidos y Canadá por la imnigración irlandesa de principios del siglo pasado. Cambió su nombre a Halloween y fue popularizándose hasta ser la fiesta masiva que conocemos hoy.

Los mejores slots “de miedo” para pasar Halloween