miércoles. 29.11.2023

El responsable del área de Obras, Servicios y Personal, Rufino Díaz Helguera, de quien, desde el pasado mes de noviembre de 2008, depende la Banda Municipal de Música, presentó ayer en conferencia de prensa, junto al director en funciones de dicha agrupación musical, Ricardo Sámano Calvo, la «normalización de las relaciones laborales entre Ayuntamiento-Banda Municipal de Música».

Rufino Díaz recordó que «cuando en situaciones distintas o distantes, hablamos de los meses mayo-junio de 2008 de posibles disoluciones, concretamente de la desaparición de la Banda Municipal de Música, cuando las circunstancias cronológicas, económicas y sociales son otras, el reconocimiento también tiene que ser para la Banda Municipal de Música en sí misma como proyecto cultural y para el equipo de gobierno municipal, cuando habla no lo hace sólo como concejal de Obras, Servicios y Personal y desde hace meses con competencias sobre esta agrupación musical, pues bien, cuando en circunstancias a veces desfavorables, otras más bien favorables, las que conocemos últimamente, se pone nombre y apellidos a las cosas y el reconocimiento, que es de agradecer, para las personas que desde la Banda han podido hacerlo, tiene que ser por el conjunto de la institución, el alcalde y todos los componentes del equipo de gobierno».

Visión patrimonial

Continuó diciendo que «acostumbrábamos a tener una percepción patrimonialista como si las cosas en la vida, la Banda Municipal de Música no es una excepción, nos pertenecieran; hablamos de una iniciativa, de una actividad cultural, quizás en esa línea de mejora en la comunicación Institución-Banda Municipal de Música, debiéramos anunciar cada concierto como posiblemente el último para que la gente acudiera a escucharlo como ocurrió en aquel concierto-protesta del mes de junio de 2008 cuando se rumoreaba sobre su posible desaparición, porque, a veces, en circunstancias difíciles es cuando nos movilizamos.

Y hablamos de un proyecto, una iniciativa cultural que habiendo nacido y recorrido tres siglos, finales del XIX, todo el XX y lo que llevamos del XXI, deberíamos empezar todos a separar, a diferenciar, lo ha hecho siempre todo necio confundir el valor y el precio, porque uno es el valor del mantenimiento del proyecto cultural que tiene que mantenerse; algunos a veces hemos escuchado a algunos dirigentes que «mi banda o mi proyecto», esas cosas no deben escucharse porque los responsables, los componentes de la Banda Municipal de Música, los que lo son ahora, los que lo han sido desde su inicio y los responsables institucionales somos parte de ese proyecto.

La Banda en sí no nos pertenece sino que es parte de una sociedad, de un proyecto de actividades culturales que tenemos que tener desde esa percepción de que no nos pertenece sino que le pertenecemos. Cuando unos componentes la inician hace más de 100 años, cuando en momentos difíciles la Banda se ha mantenido como institución, como iniciativa, como actividad cultural permanece y pervive en el tiempo al margen de las personas y eso es lo fundamental.

Hablamos también de mezclarlo, de confundirlo con el precio, lógicamente las buenas noticias que en estos días hemos convertido en titulares a la hora de reconocer un aumento de la jornada laboral de los músicos que pasa del 25% al 50%, y las mejoras no son sólo mérito de una persona aunque sea responsable de la Concejalía correspondiente, si no se hace un esfuerzo económico desde el conjunto de los departamentos, y en eso está la coordinación del concejal de Hacienda junto a la Intervención Municipal cerrando los presupuestos de 2009».

Presupuesto prorrogado

Matizó Díaz Helguera que «estamos hablando, insisto, de un aumento de la jornada laboral que ahora mismo y no es para asustar, sino para fijar las cosas en sus justos términos, necesitan un respaldo presupuestario porque ahora, cuando estamos a principios de marzo de 2009, lo que tenemos es prorrogado, de momento, el presupuesto de 2008 y no incluye ese aumento en la jornada laboral, y un calendario laboral que se aprobaba y que tiene que tener un respaldo económico en el presupuesto que se está cerrando y que probablemente vaya a Pleno antes de finalizar este mes de marzo, y en este caso de la Banda Municipal de Música tiene ya su consignación establecida por una cuantía entre oscila entre los 300.000 y 400.000 euros, sin cerrar la posibilidad que pueda aumentar esta cantidad última».

Explicó que «ese famoso Fondo Estatal de Cooperación nos ha puesto las cosas mucho más difíciles, porque va a dibujar un escenario distinto, de manera que en las cifras del Departamento de Intervención Municipal maneja entre los 800.000 y el millón de euros menos de ingresos. Entonces vamos a dibujarnos en un documento económico, el presupuesto 2009, donde ajustar este reconocimiento para que también se ponga en valor el precio que va a tener este reconocimiento».

Los músicos han retirado todas las demandas por la vía judicial

Ricardo Sámano, responsable de la Banda de Música, dijo «nosotros, desde ese agradecimiento, lo que hemos hecho ha sido dar un paso favorable, creemos, en el sentido que hemos retirado todos los procesos judiciales, todas las demandas que teníamos contra el Consistorio, tras muchos años un poco conflictivos Ayuntamiento-Banda Municipal de Música, no vamos a decir que fueran nulos pero tampoco llegaron a ningún final satisfactorio», para a continuación anunciar que «el próximo domingo 8 de marzo, coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer, ofreceremos un concierto en su honor, a las 13,00 horas, en la Plaza del Ayuntamiento. El siguiente concierto, a la misma hora y lugar, será el día 22 de marzo».

Extraído de: elalerta.com

El Ayuntamiento ‘normaliza’ las relaciones con la banda de música