martes. 23.04.2024

El responsable del área de Hacienda y Patrimonio en el Consistorio castreño y primer teniente de alcalde, José Miguel Rodríguez López, analizó ayer martes en conferencia de prensa, el Informe emitido recientemente por el Tribunal de cuentas sobre la auditoría realizada en el Ayuntamiento correspondientes a los años 2003-2004. En este sentido, Rodríguez López, comienza diciendo que «recibimos el Informe definitivo el pasado día 9 de marzo en el Ayuntamiento, al que presentamos en su día una serie de alegaciones.

Informe con el que no estamos de acuerdo en absoluto; es decir, hemos comprobado cómo existe una exculpación total del responsable que tenía que haber hecho los trabajos de liquidación de Presupuestos, los trabajos contables, administrativos, fiscalización de las Cuentas del Ayuntamiento que son el motor de toda la gestión municipal» para recordar que «cuando nos hicimos cargo del Gobierno el año 2003, nos encontramos que las cuentas de los años 2000, 2001 y 2002 estaban sin presentar, así como la liquidación de los Presupuestos, que había un retraso de contabilización, tanto de ingresos como de gastos, de dos años.

Nosotros a lo largo del periodo 2004-2005 lo ponemos todo al día respecto a las deudas que se mantenían con proveedores; cambia radicalmente la situación del Ayuntamiento tal y como reconoce el propio Tribunal de Cuentas, pero lo hace con letra pequeña al decir que el Ayuntamiento los años 2000, 2001 y 2002 estaba en quiebra técnica, era insolvente, el equipo de gobierno que entra en 2003, que somos nosotros, y que corresponde a la auditoría 2004-2005, lo revalorizamos plenamente gracias al trabajo y el esfuerzo del Interventor accidental Gregorio Alcedo, que tiene que hacerse cargo del Departamento de Intervención debido a las continuas bajas del titular, el señor Urruticoechea, del que hemos de recordar que durante un periodo de 36 meses estuvo de baja casi 20».

Continúa, Rodríguez López: «entonces nosotros, vemos cómo presentamos las Cuentas de los años 2000, 2001 y 2002 en el periodo 2003-2004 y nos dicen que las presentamos tarde; ¿pero cómo las va a presentar tarde, el equipo de Gobierno que entra en 2003, las cuentas de los años anteriores cuando las debería haber hecho el Interventor saliente?

También hemos hecho hincapié, y está demostrado con la documentación correspondiente, en los cientos de millones de las antiguas pesetas que este Ayuntamiento se ahorró por descuentos que nos hacían los proveedores, reflejados en un 25%, 30% y hasta el 40% en las compras y que anteriormente no los hacían. Así hicimos un esfuerzo importante para que los intereses de demora que había que pagar por deudas importantes que tenía el Ayuntamiento anterior a nuestra entrada, consiguiendo en algunos casos hasta el 60% de descuento.

Sin olvidar que también conseguimos que las deudas históricas que tenía el Ayuntamiento en aquellos años con el Gobierno de Cantabria, al que llevaba sin pagar el agua 7-8 años, y la empresa de Residuos Sólidos, conseguimos obtener una reducción muy importante».

«He podido comprobar que no se han leído las alegaciones»

«Se trata globalmente de una fiscalización que el Tribunal de Cuentas ha elevado a definitiva, la respeto pero no la comparto al creer que no se han leído las alegaciones que se presentaron, como lo he podido comprobar al comparar el contenido del Anteproyecto de 2008 y el Informe del 2009 resultando que dicen lo mismo. Pero bueno, el Informe es el que es».

Extraído de: elalerta.com

El Ayuntamiento, en total desacuerdo con la «exculpación total» del interventor