sábado. 26.11.2022

El tren de alta velocidad, la finalización de la autovía de la Meseta y la construcción de la Autovía Dos Mares, que unirá la Autovía del Cantábrico con el Valle del Ebro, constituyen los principales aspectos que los tres principales partidos cántabros -PP, PSOE y Partido Regionalista de Cantabria(PRC)- van a proyectar en las elecciones municipales y autonómicas del 27 de mayo.

Según la encuesta realizada por Sigma Dos, todo parece indicar que PP y PSOE podrían perder algún escaño a favor del Partido Regionalista de Cantabria (PRC), única formación que incrementaría uno o dos diputados en el Parlamento cántabro.
La virulencia verbal que ha caracterizado la oposición de los populares contra los regionalistas -anteriores socios de gobierno del PP- en estos cuatro años de gobierno de coalición PSOE-PRC está centrando también esta campaña electoral en la que 12 partidos pugnarán por repartirse los 39 escaños del Parlamento de Cantabria.

No obstante, y a pesar de la proliferación de partidos en una autonomía tan pequeña, para Sigma Dos sólo PP, PSOE y PRC tienen asegurado volver a obtener representación en la Cámara regional. De cumplirse los pronósticos, y teniendo en cuenta que desde la constitución de Cantabria como autonomía ningún partido político ha obtenido la mayoría absoluta, el PRC será de nuevo la llave para cualquier nuevo Ejecutivo; un partido que, a pesar de ser el menos votado, resulta imprescindible para cualquier fuerza política, lo que afianza su posición de cara a exigencias futuras cuando se hable de pactos.

No en vano, esta situación hizo posible que en la legislatura que ahora termina el presidente de Cantabria fuera el secretario general de los regionalistas, Miguel Ángel Revilla, aún a pesar de ser la formación con menor número de votos, un hecho que no ha impedido sin embargo que sea el candidato más conocido por los votantes, con casi un 94 por ciento. Algo a lo que, sin duda, ha contribuido la amplia labor mediática que ha desarrollado en estos cuatro años al frente del Ejecutivo. Por el momento, Revilla ha asegurado el pacto con los socialistas acaba el 27 de mayo, y aunque afirma que éstas serán sus últimas elecciones, también ha dejado claro que su sueño es volver a ser presidente de Cantabria, una esperanza que habla por sí sola de por donde pueden ir los tiros.

El pacto mantenido en la legislatura que ahora finaliza parece haberles dado buenos resultados tanto a socialistas como a regionalistas y aunque ninguno quiere ahora hablar de lo que pasará a partir del 28 de mayo, el PP asegura que existe ya un acuerdo tácito entre ambos para volver a reeditar el pacto cuatro años más. A pesar de ello, el presidente de los populares, Ignacio Diego, ya ha manifestado su disposición al diálogo bajo la premisa de que el próximo presidente de Cantabria sea del partido más votado.

Cantabria, a la espera de su unión por tren y autovía con el resto de la Penínsu