martes. 27.02.2024

El árbitro de la ACT Andreu Camps se pronunció sobre el 'caso'

Astillero y comunicó ayer al club su salida de la ACT por no haberse

inscrito en tiempo y forma en la liga de la asociación.
Se esperaba la decisión del árbitro de la ACT, que es la máxima

instancia de disciplina de la asociación, que se reunió con los

representantes del club astillerense y los de la ACT el pasado jueves

en la 'Casa Azul' de El Astillero.

Andreu Camps escuchó a las

partes y recibió las alegaciones que habían efectuado y se tomó cinco

días para emitir su fallo, que dio a conocer en la jornada de ayer.

En

el mismo se comunica a Astillero que la sanción determinada por el juez

disciplinario no se podía imponer ya que cuando se abrió el expediente

Astillero ya no estaba en la ACT.

El árbitro Camps enfoca su

fallo por el incumplimiento de Astillero con las normas de la ACT. Los

clubes de la ACT recibieron una comunicación en la que se indicaba que

debían enviar una serie de documentación a la asociación antes del 7 de

marzo con el fin de conocer los pormenores de las personas que formaban

el club, así como la situación de todos los remeros y los datos de los

controles antidopaje, entre otros aspectos.

Astillero superó el

plazo del 7 de marzo para enviar la documentación y ante esta situación

la ACT amplió el mismo hasta el 14 de marzo como medida de gracia.

En

esta segunda fecha fueron los astillerenses los únicos que no enviaron

la documentación exigida y que estaba aprobada en Asamblea por los doce

clubes de la ACT.

Ante esta situación, los directivos de la

asociación comenzaron la apertura de un expediente sancionador por el

incumplimiento de las normas y el juez de primera instancia entendió

que era una falta muy grave y por lo tanto expulsaba de la ACT a los

astillerenses.

Éstos no pidieron la suspensión cautelar de la

sanción, para lo que tenían tres días, por lo que a partir de este

momento Astillero dejó de pertenecer a la ACT al ser ejecutiva la

sanción.

Comenzó, entonces, el proceso de apelación con abogados

de Madrid por parte del club astillerense y llevando la batuta del caso

su presente, Víctor Sainz de la Maza.

Alegaciones

Después

de recibir las alegaciones de las partes implicadas, la ACT remitió al

árbitro Andreu Camps los 27 folios de que constaban éstas con la

petición final de expulsión por parte del presidente de la asociación,

Pedro María Bravo. El pasado jueves se procedió a una toma de

declaraciones por parte de Andreu Camps a las partes implicadas, y

Víctor Sainz de la Maza compareció con algunos remeros y con una

letrada desplazada desde Madrid.

Al final, el árbitro Andreu

Camps encontró la fórmula legal para expulsar a Astillero, de forma que

nadie puede poner un pero a la resolución de la ACT, puesto que se

ajusta a la normativa de la asociación que en su día aprobó Astillero.

Hay

unas fechas para cumplir con la inscripción de los clubes en las

diferentes competiciones, y ésa es una circunstancia que se repite en

muchas disciplinas deportivas y en sus respectivas federaciones

nacionales y territoriales. Astillero, y más concretamente su

presidente, Víctor Sainz de la Maza, no contó con que enfrente iba a

tener a unos rivales que estaban esperando a que cometiese el menor

fallo para alejarle de la liga. Sainz de la Maza cometió el error de

menospreciar al rival y ahora en una fallo que se ajusta a la legalidad

el árbitro Andreu Camps le recuerda que está fuera de la ACT ya que

Astillero no se inscribió en tiempo y forma en la liga de la asociación

y por lo tanto no pertenece a la misma.

Andreu Camps les

comunica a los astillerenses que podrán volver a la liga ACT por la vía

deportiva, es decir, ganándose el ascenso en el agua compitiendo en el

año 2007 en la ARC, si éstos les admiten.

Recurso

Todo

parece indicar que Víctor Sainz de la Maza recurrirá a la justicia

ordinaria para tratar de solventar la situación de su club.

El

presidente entiende que su club siempre ha obrado dentro de la

legalidad y dentro de la Ley del Deporte, tratando de acogerse a la Ley

de Protección de Datos.

El máximo responsable del club de

Astillero ha anunciado que acudirá a los tribunales de justicia

ordinaria y pedirá daños y perjuicios de los clubes de la ACT.

Se

trata de una situación complicada ya que las normas de la asociación

recogen en sus reglamentos la circunstancia que viven los

astillerenses. Quizá el presidente forzó mucho la tensión en el seno de

la ACT y quiso marcar unas pautas con las que no estaba de acuerdo el

resto de los clubes al haber sido aprobadas en asamblea, y ello le ha

jugado una mala pasada, que le ha costado verse fuera de la liga.

Los

astillerenses tendrán por delante un pobre calendario en traineras: la

regata Sotileza y la Hipercor en julio y, en agosto, el Campeonato

Regional y el de España. En septiembre, si para entonces no resuelve el

Gobierno vasco, la clasificatoria de La Concha.

A partir de este

momento la directiva de la ACT se moverá para conocer el sustituto de

Astillero. La papeleta está entre Isuntza y Laredo, aunque los segundos

pueden tener problemas por la composición de su plantilla, tanto a

nivel de potencial deportivo como de situaciones económicas que pueden

llegarles por los derechos de formación de algunos remeros que tienen

en sus bancadas de clubes de la ACT.

Extraído de: eldiariomontanes.es

La ACT expulsa a Astillero de la Liga por presentar tarde su documentación