martes. 28.03.2023

A cinco jornadas para la conclusión del campeonato, un gran número de equipos se encuentra tirando de calculadora para conocer sus opciones de cara al final de la liga. Unos equipos buscan asegurarse su plaza en los Play-Off, otros engancharse al tren de cabeza, otros mejorar simplemente su clasificación y otros escaparse de la zona caliente de la tabla. El Castro y el O' Parrulo, que se encuentran en este último grupo, se enfrentan el Domingo en A Malata, en un duelo en el que los rojillos quieren celebrar su partido número trescientos en Plata con su primera victoria fuera de casa.


Sin embargo, los castreños no lo tendrán nada fácil dado que el Coinasa O' Parrulo se juega sus últimas opciones de permanencia; Siete puntos separan a ambos equipos, por lo que el último tren de los ferrolanos pasa obligatoriamente por ganar y esperar al menos dos tropiezos más de los rojillos. El Castro, por tanto, depende de sí mismo para no pasar apuros. Un empate le permitiría mantener la distancia de siete puntos mas el punto extra del goal average a falta de doce por disputarse, mientras que una victoria le dejaría a un solo punto de la salvación matemática.

Hablamos por tanto de un encuentro importantísimo para ambos contendientes. Para el conjunto local, las urgencias clasificatorias se unen además los problemas que encuentra Manolo Picos para completar la convocatoria, ya que el conjunto departamental ha sufrido las bajas de Luis Angel y Manitas respecto al equipo que acudió al Peru Zaballa en la primera vuelta, y además no podrá contar con el concurso de Cagi y Rebollo, por sanción y lesión respectivamente.

Sin embargo, y paradójicamente, la reacción ferrolana en esta segunda vuelta ha llegado cuando tan solo han contado con un cambio, lo que unido a la enorme experiencia de jugadores como Manolo Pardo, Mario Cabo o Pellón, así como el concurso del joven Careca, provocan que en el seno del conjunto castreño nadie baje la guardia, sabedores además de que esta podría ser la última bala en el revolver de los gallegos.

Y es que los rojillos tampoco están para tirar cohetes, de ahí su mala clasificación actual. Tras casi un año sin lograr una victoria fuera de casa, los de Juanan Rodríguez quieren romper por fin su mala racha como visitante y tener opciones de lograr la salvación matemática la próxima semana en el derby contra el Candesa Camargo.

Edu Vidal, sancionado con un partido de suspensión tras ser expulsado el pasado fin de semana, será la única baja rojilla para este choque, aunque no por ello se quedará en casa. Nadie quiere perderse este encuentro, y todos los componentes del vestuario castreño se desplazarán a Ferrol para presenciar el partido y aportar su granito de arena, en la pista o fuera, lo que da idea de la importancia de este partido para todo el equipo rojillo, tras una temporada en la que está tocando sufrir más de lo esperado.

A falta de la última sesión de la semana, la convocatoria quedará compuesta por Marco y Alvaro como guardametas, así como Kiko, Abel Macías, Borja, Pedro, Cabanas, Chiqui Gil, Alfonso, Moky y el capitán Jose Mari Liendo como jugadores de campo. El partido se disputará en la mañana del Domingo, a partir de las 12:00 h. en el Pabellón A Malata, y será dirigido por los Sres. Gómez Lobato y González Lorenzo, del colegio castellano - leonés.

Fuente: www.fscastrourdiales.com

El Castro FS busca celebrar su partido 300 con una victoria en Ferrol