lunes. 17.06.2024

Ni el aumento de alunos por aula, ni la reducción del número de profesores afectará a la calidad de la educación. Esa es la increíble conclusión a la que llega  el Gobierno del PP, por boca del consejero de Educación, Miguel Ángel Serna, y que intenta que 'compren'  profesores y padres de alumnos. Serna dijo no poder cuantificar el recorte en enseñanza, que fuentes de los sindicatos del sector situán en casi 100 millones, ni el número de interinos que se quedarán sin trabajo, que podrían rondar los 600.


Unos 4.000 profesores de Enseñanza Secundaria, Formación Profesional, Bachillerato y Enseñanzas Especiales se verán afectados en Cantabria por el aumento de la ratio de las aulas, un incremento que se estudiará "caso por caso" porque "no se puede establecer de manera general".

Así lo ha afirmado este martes el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Miguel Ángel Serna, en una rueda de prensa tras la reunión que este lunes han mantenido los titulares de Educación de las distintas autonomías con el ministro del ramo, José Ignacio Wert, en la que se han dado a conocer medidas del plan de ajuste del Ejecutivo para ahorrar 3.000 millones de euros. Un ahorro que aún no está cuantificado en el caso de Cantabria.

El titular de Educación ha asegurado que los ajustes no afectarán a la convocatoria de plazas escolares de este año, que ya está en marcha, sino que es una situación "a medio plazo".

Así, ha especificado que "algunas medidas" se podrán implementar el curso que viene "si no originan problemas de escolarización".

Serna, que ha afirmado que dichas medidas "no inciden sustancialmente" ni en la calidad ni en la cobertura del sistema educativo, ha explicado que el incremento hasta un 20% en la ratio de alumnos por aula (de 25 a 30 en Primaria y de 30 a 36) será objeto de un estudio "caso por caso" porque "no siempre es posible, necesario y conveniente hacer uso" de ese aumento.

"Puede haber centros donde las aulas no permitan la ampliación de la ratio a corto plazo y puede haber otros que no sea conveniente por las características del alumnado", ha dicho el consejero, quien ha apuntado que en otros casos sí será posible aumentar el número de alumnos "sin que implique una disminución de la calidad" docente.

De hecho, ha recordado que la decisión del Gobierno regional de aumentar de 25 a 30 los alumnos en Primero y Segundo de Secundaria era una medida "estudiada caso por caso" pero ahora el Ejecutivo central ofrece mayor flexibilidad. "Y en Cantabria haremos uso de esa flexibilidad allí donde sea razonable", ha subrayado.

El titular de Educación ha señalado que si bien este aumento de la ratio no afectará a los docentes de Primaria, "más de la mitad" de los 9.000 profesores que hay en el sistema educativo regional, sí lo hará con los de Secundaria, Formación Profesional, Bachillerato y Enseñanzas Especiales.

En este sentido ha precisado que se producirá una reducción de la plantilla de los profesores, además de por la ratio, por el aumento a 20 del número de periodos lectivos, lo que se traducirá en un "ahorro significativo que fundamentalmente se reflejará en una menor necesidad de profesorado interino".

Sin embargo, ha indicado que este descenso se verá "mitigado en parte" por las jubilaciones del profesorado funcionario, entre 200 y 250 cada año.

Respecto de la estimación de la Junta de Personal Docente de que con estas medidas desaparecerán un centenar de aulas de Secundaria, Serna ha indicado que, aunque "todavía no se ha estudiado en detalle", cree que serán "muchísimos menos los grupos que van a disminuir", y ha insistido en que "hay que estudiar caso por caso".

Por otra parte, ha comentado que no se han fijado mínimos de alumnos por aula, lo que hubiera afectado a Cantabria, que cuenta con una población rural muy dispersa y que hubiera obligado a escolarizar en centros muy alejados de la vivienda. En la comunidad hay centros con menos de quince alumnos.

MEDIDAS

El consejero ha asegurado que los "ajustes y ahorros", motivados por la crisis y la necesidad de reajustar el déficit, "no pueden ir en detrimento de la calidad del sistema educativo en Cantabria", y ha indicado que cuatro de las seis medidas son de "carácter coyuntural" mientras las otras dos tiene "carácter más estructural".

Las primeras son el incremento hasta del 20% en la ratio, el aumento del número de periodos lectivos semanales (mínimo de 20 en Secundaria, Bachillerato y FP y de 25 en Primaria), la libertad autonómica de retrasar la implantación de nuevos módulos de FP hasta el curso 2014-2015 -aunque Serna cree que no llegará a realizarse porque antes se aprobará la nueva ley de Formación Profesional_y la eliminación transitoria de la posibilidad de crear nuevos complementos retributivos o retribuciones variables del profesorado.

En cuanto a las estructurales, donde que las autonomías tienen libertad para que permanezcan, afectan a las sustituciones, en el sentido de que las bajas de menos de diez días lectivos serán asumidas por el centro; y a la eliminación de la obligatoriedad de ofertar al menos dos modalidades de Bachillerato.

Algunas de estas medidas ya están contempladas por la comunidad autónoma y los directores generales de la Consejería de Educación están realizando un estudio para implantar el resto.
LOS CENTROS HAN COBRADO

En otro orden, a preguntas de la prensa sobre la denuncia del sindicato STEC de que los centros aún no han cobrado, el consejero ha asegurado que esta afirmación "no es cierta", pues lo hicieron en la fecha prevista y queda una segunda partida que, tal como se les dijo, se abonará en mayo.

"Cerca del 60% --del dinero-- ya está en las cuentas corrientes de los centros frente al 30% del año pasado por estas fechas. En este momento, los centros han recibido un porcentaje superior al de cursos anteriores", ha destacado.

Serna: Más alumnos por clase y menos profesores no afecta a la calidad de la enseñanza