miércoles. 30.11.2022

El cuatro concierto del XXIII Otoño Musical que organiza el Coro de Voces Graves Los Templarios de Castro Urdiales y que tiene como escenario la iglesia parroquial de Santa María, celebrado el pasado sábado 24 de noviembre de 2007 a las 20,30 horas, estuvo protagonizado por dos colares cántabras, correspondiéndole abrir el concierto a la Coral Virgen de la Consolación, quien comenzó de forma fría para ir entonándose a medida que transcurría el concierto, bajo la dirección experta de su titular Milagros Gómez San Miguel, consiguiendo cuajar una actuación destacable en su conjunto.

La Coral Voces Cántabras había despertado previamente la expectación lógica con la que es esperada esta agrupación, expectación que se confirmó después de escuchar una actuación memorable en la que, tanto el conjunto como sus voces solistas, estuvieron a una altura de gigantes de la interpretación provocando el entusiasmo de un público que se entregó por completo al arte, la plasticidad de las voces y la agilidad y técnica a la hora de abordar cualquier estilo de música, lo que consiguieron rayando la perfección.

Si el conjunto fue extraordinario, cabe destacar la actuación de sus individualidades, voces extraordinarias, llenas de técnica y saber interpretativo, Juan Manuel López, José Luis Castañeda y Julia Terán Molleda, hicieron las delicias del respetable. Mención aparte merece su directora y titular, Mirian Jaurena Calderón, que dio una auténtica lección de saber estar, dirigir con una personalidad increíble, mandona pero con expresividad profunda, sabiendo perfectamente abordar cualquier coyuntura, no dejando a la improvisación ni un solo detalle, conduciendo admirablemente a todo el conjunto del que ha conseguido elevarlo a la cota más alta.

No se puede obviar la extraordinaria labor de acompañamiento de la magnífica y joven orquesta, una verdadera guinda en esta dulcísimo tarta que pudo saborear el público castreño en una tarde-noche memorable, por ello al final, nadie quería que esta Coral, cuyo nombre hay que escribirlo con mayúsculas, abandonara el escenario, de ahí la propina que ofreció al final como agradecimiento mutuo a tan inolvidable actuación. En realidad, los habitantes de Cabezón de la Sal, pueden y deben estar muy orgullosos de poseer una agrupación coral de esta magnitud. Vaya para todos ellos nuestra más cordial y sincera enhorabuena.

La coral castreña Santa María honra a la patrona de los músicos.

El pasado día 22 de noviembre, como viene siendo tradicional, la Coral Santa María de Castro Urdiales, celebró la festividad de Santa Cecilia, patrona del mundo de la música, con unos actos que dieron comienzo a las 19,30, interpretando motetes y otras obras sacras, durante la celebración de la Eucaristía en la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, en pleno casco urbano de la ciudad, oficiada por el párroco, José Manuel Ortiz del Solar.

Tras la celebración litúrgica, los coralistas, acompañados por componentes del Circulo Católico de la ciudad y simpatizantes, participaron en una cena fría en cuanto a los alimentos, pero cálida en confraternización, cerrando la velada, cómo no, la interpretación de canciones de todo tipo y estilo.

Extraído de: elalerta.com

Nuevo éxito del XXIII Otoño Musical con su cuarto concierto en Castro Urdiales