martes. 07.02.2023

En Castro Urdiales hay multitud de agrupaciones musicales. Quizá la

tradición marinera de la ciudad sea una de las causas principales de

esta situación. Al menos así piensa Jesús Larrea, miembro y portavoz de

'Los Templarios'.
-¿Cómo comienza el año para el coro de voces graves 'Los Templarios'?

-Como

todos los años. La primera actuación fue el pasado día 6 de enero. Como

todos los años el coro acude a la residencia de la Tercera Edad para

celebrar con ellos la fiesta de los Reyes Magos. Nuestra primera

actuación es en la misa donde cantamos los motetes litúrgicos

característicos de ese día y también muchos villancicos. Una vez

concluida la misa todos acudimos por las distintas salas de la

residencia donde están hospitalizados los residentes y allí estamos con

ellos. Siempre les damos algún pequeño obsequio como recuerdo y

cantamos otra vez. En este momento, cantamos canciones de Castro

Urdiales, villancicos y pasamos un rato muy agradable con ellos y

haciéndoles la vida un poco más entretenida.

-Ayer, el coro 'Los Templarios' tuvo otro acto especial.

-Ese

ya fue especial dentro de la programación de este año. Fuimos al local

de la residencia de los jubilados 'Santa Ana' en la segunda planta del

edificio Royal. Un local un poco pequeño y que se llena con facilidad.

Estábamos un poco apretujados tanto el coro, como la gente, pero la

verdad es que estuvimos muy a gusto allí. Es un concierto

extraordinario en nuestra programación porque no lo hacemos todos los

años. El repertorio que cantamos fue el que le gusta a la gente;

canciones de Castro Urdiales, marineras, habaneras, etc.

-¿El Gobierno de Cantabria os ha hecho una propuesta para este mes de enero?

-Sí.

Este año puede haber otra cosa, pero está todavía un poco en el aire.

Nos ha surgido extraordinariamente este año a raíz del concierto que

ofrecimos en la Iglesia de Castro Urdiales el día de San Andrés. Allí

estuvieron diferentes autoridades y entre ellos se encontraba el

presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla. Parece que quedaron

entusiasmados con aquella actuación y están intentando promocionarnos

un poco y llevarnos a algún sitio este mes, pero todavía está en el

aire. Estamos en unas fechas en las que está a punto de vencer esta

posibilidad, pero no hemos perdido todavía la esperanza de que nos

hagan un hueco por ahí.

-Y el concierto de primavera...

-Lo

cierto es que es un concierto habitual de todos los años. Estamos

federados en la federación de coros de Vizcaya, donde hay una

organización un poco especial. Organizan los coros de tres en tres y se

circula por las tres sedes de los tres coros. Empezamos aquí, en Castro

Urdiales, con dos coros de Vizcaya y luego iremos a sus sedes.

Un nombre con historia

Nada más salir de Castro Urdiales a mano izquierda hay unas ruinas de

un castillo medieval. La tradición popular lo atribuye a los

templarios. «Ese castillo era de los templarios. A raíz de ahí el coro

adoptó ese nombre», señaló Jesús Larrea, miembro del coro de voces

graves 'Los Templarios'.

Esta agrupación coral ensaya en un

local cedido por el Ayuntamiento de Castro Urdiales en la calle

Leonardo Rucabado número 9 bajo, junto a la DYA. «Una lonja que está

acondicionada por nosotros y que hemos remodelado este año. Ha quedado

preciosa», señaló Larrea. 'Los Templarios' también tienen una relación

especial con el coro de voces de mujeres de 'La casa del Mar' porque

«están rescatando muchas canciones que de otra forma se perderían»,

concluyó.

Extraído de: eldiariomontanes.es

«Nuestro repertorio es el que le gusta a la gente»