lunes. 04.03.2024

El consejero de Presidencia y Justicia, Vicente Mediavilla, presidió anoche, en la Casa de Cantabria en Madrid, un homenaje al director cántabro Ataúlfo Argenta, en un acto "muy emotivo", según sus palabras, al que acudieron más de 250 personas, entre las que se encontraban tres hijas del músico. El consejero mostró su "total satisfacción" por presenciar este evento que ha supuesto "un sincero tributo de la comunidad cántabra en Madrid" al músico.


En su discurso, Mediavilla trazó un recorrido por los personajes más ilustres nacidos en nuestra Comunidad Autónoma que constituyen, dijo, "un referente para todos nosotros". En esta línea, aseguró que "el éxito de un cántabro constituye un orgullo para toda nuestra Comunidad Autónoma", a la vez que "contribuye a engrandecer el nombre de nuestra tierra y, lo que es más importante, a ampliar su significado".

Recordó asimismo, los conciertos que, bajo la batuta de Argenta, sonaron en el mes de agosto de 1953, cuando la Plaza Porticada acogió, en nueve días consecutivos, las nueve sinfonías de Beethoven. Mediavilla afirmó que "aquella multitud guardó para sí un recuerdo imborrable", que, continuó, "mediante su emocionado relato y esas viejas fotos en blanco y negro, quedó integrado en el acervo cultural cántabro".

El consejero trasladó a los asistentes el compromiso del Gobierno de Cantabria de "sumarse a las iniciativas" que, como este homenaje, "persigan el reconocimiento de aquellos que, con su trabajo y esfuerzo, suponen un ejemplo a seguir para todos".

Además, resaltó la figura de Ataúlfo como alguien que "consiguió romper fronteras" y "alzar una voz novedosa, temprana, diferente y necesaria".

El consejero hizo hincapié también en el lugar escogido para celebrar el homenaje a Argenta, la Casa de Cantabria en Madrid. En este sentido, afirmó sentir una "doble satisfacción", por participar en el acto en sí, y porque éste se celebrase en uno de los centros regionales repartidos por todo el mundo.

Carpeta obra gráfica

La actuación de la pianista Laura Garmendia, quien interpretó las piezas Córdoba y el Albaicín de la Suite Iberia de Albéniz, y del tenor José Manuel Conde, fueron parte de este acto, en el que, además, se presentó la carpeta de obra gráfica elaborada en homenaje al director.

En este proyecto artístico han participado una docena de artistas y creadores, como Senen Ubiña, Fernando Sáez, Agustín de Celis, Gloria Torner, Pedro Sobrado, Ricado Cavada y Nobel Sámano, entre otros. Incluye, además, una grabación musical dedicada a Argenta y el libro ‘Ataúlfo Argenta: una batuta para la historia’, coordinado por Salvador Arias Nieto.

Extraído de: gobcantabria.es

Mediavilla destaca la figura de Ataúlfo Argenta en un homenaje al director