martes. 29.11.2022

Las

labores de construcción del equipamiento educativo deberían haber

comenzado el pasado verano, sin embargo, aún no se ha dado ningún paso.

Es más, el inicio de los trabajos no tiene fecha, según reconoció la

consejera de Educación del Gobierno de Cantabria, Rosa Eva Díaz, que

ayer visitó el municipio. La demora es tal que si no se acelera el

proceso en los próximos días, el centro, ubicado en la zona de Santa

Catalina, podría no estar listo para el inicio del curso 2007-08 como

estaba previsto.
«Estamos en el límite de los plazos para que esa previsión se pueda

cumplir», advirtió la responsable regional, quien manifestó que los

trabajos no han comenzado por la existencia de una torre de alta

tensión dentro del solar. «El Ayuntamiento debería habernos cedido el

terreno libre de cargas, pero no ha sido así», lamentó Díaz. No

obstante, la propia consejera aseguró que «el Consistorio ya ha pedido

a la compañía» que retire la infraestructura.

La puesta en

marcha del proyecto ha estado plagada de obstáculos. Primero se vio

amenazado por la entrada en vigor del Plan de Ordenación del Litoral

(POL), que obligó al Ayuntamiento a acelerar los trámites para sortear

la normativa. El pasado verano, con las palas ya preparadas para

entrar, el Ejecutivo regional paralizó todos los pasos debido a que la

urbanización del solar -que debía ser desarrollada por la

administración local- no se había completado correctamente.

Casi 800 alumnos

Tras

una agria polémica con el Departamento de Educación, el Consistorio

reinició el expediente de urbanización. Ahora, es la aparición de la

torre de alta tensión lo que retrasa el colegio, que dará cabida a 795

niños de Infantil y Primaria. Pese a todo, Rosa Eva Díaz mantiene la

esperanza de que los plazos se cumplan. «Las obras se desarrollarán

para que el colegio esté terminado en septiembre de 2007. Nuestra

intención es comenzar allí el curso, aunque el centro no esté del todo

terminado», anunció la responsable educativa.

Aunque los

problemas de escolarización en Castro no son tan acuciantes como hace

dos años, cuando algunos pequeños estuvieron a punto de quedar sin

escolarizar, el equipamiento es muy necesario. De hecho, en él se dará

cabida al casi centenar de alumnos que cursan sus estudios en varias

aulas habilitadas en el Colegio Siglo XX.

Extraído de: elcorreodigital.com

Las obras del quinto colegio público de Castro siguen sin comenzar