martes. 07.02.2023

Durante los últimos días, tanto en Castro Urdiales como en Santander se están haciendo continuas alusiones al mal estado de la iglesia de Santa María de la Asunción. Y es que este templo gótico del siglo XIII padece el conocido 'mal de la piedra'. Las partículas contaminantes, los residuos de combustibles no quemados y el polvo están realizando una labor destructora en este histórico edificio. La contaminación se alimenta de los componentes de la piedra, transformando lentamente la piedra en arena.

Ante esta situación, las administraciones públicas se pusieron manos a la obra el año pasado para elaborar un plan director de rehabilitación integral de la iglesia. Desde la Consejería de Cultura señalan que el Ministerio de Cultura ha recepcionado recientemente el Plan y que una vez que se remita a la propia Consejería, ésta deberá estudiarlo, para conocer cuáles son la puntualizaciones y recomendaciones del mismo y qué actuaciones se plantean para la ejecución de la restauración.

En CastroUrdiales, tanto los vecinos como los representantes municipales en el Consistorio municipal, están muy preocupados porque ven pasar los días y no ven esos andamios que para todos indicarían el 'pistoletazo de salida' del comienzo de la tan necesitada y demanda rehabilitación.

Por su parte, José Manuel Ortiz, párroco de esta iglesia, declarada Bien de Interés Cultural (BIC) en 1931 y que este año cumple 800 años desde que comenzó a construirse, considera que el edificio está muy deteriorado sobre todo por la parte sur y este, y las columnas y capiteles que sostienen parte de los arbotantes de la zona Oeste. Además, la parte superior del tejado del edifico también se encuentra muy deteriorada.

Cuando se habla de la iglesia de Santa María de la Asunción, es inevitable salir a la calle y recoger la opinión de los castreños. En la ciudad todo el mundo coincide en que el templo debe rehabilitarse con urgencia, porque nadie se imagina una postal de Castro Urdiales sin Santa María. Incluso, el sacerdote castreño reconoce que ha recibido varias quejas de los vecinos ante el mal estado del edificio. La voz de alarma está dada y sólo queda esperar que los plazos no se alarguen más.

Patrimonio en peligro

No hace mucho, en este mismo periódico el párroco de la iglesia de Santa María, José Manuel Ortiz del Solar, dejaba claro que para los castreños ese edificio que vigila desde el siglo XIII la ciudad «es como la niña de sus ojos». No dudó ni un segundo a la hora de decir que en Castro a «Santa María se la ama y se la cuida». Precisamente, éste es un sentimiento mayoritario en una ciudad que contempla con preocupación cuál será el futuro de este referente del arte gótico en Cantabria.

Los técnicos dicen que estructuralmente la iglesia «está bien». Pero a pesar de ello, mucha gente que se ha acercado al templo ha podido comprobar como en algunas zonas hay pequeños desprendimientos de arenilla, dicen que producidos por el dichoso 'mal de la piedra'.

Sin ir más lejos, muchos castreños y visitantes pudieron observar en el pasado concierto que la Orquesta Sinfónica Rusa celebró en la iglesia, con motivo de la efeméride del cincuenta aniversario de la muerte de Ataúlfo Argenta, como el deterioro del edificio no es ninguna broma. Y es que en algunas zonas desde la cubierta caía gravilla al suelo de forma intermitente. Y todo ello, mucho antes de oír la primera nota musical de ese concierto.

Aunque parece que desde la Consejería de Cultura se han puesto manos a la obra para que la rehabilitación de este edificio comience este año, lo que está claro es que ésto no debe ser sólo una mera declaración de intenciones porque está en juego el futuro del más valioso monumento arquitectónico y simbólico de una ciudad. Por ello, todas las administraciones competentes, todas, tienen que unir sus fuerzas para que en la postal de Castro Urdiales la imagen de la iglesia de Santa María de la Asunción siga siendo el centro de todas la miradas. Que para Castro y los castreños 'la niña de sus ojos' permanezca en su sitio de por vida.

FRANCISCO JAVIER LÓPEZ MARCANO CONSEJERO DE CULTURA, TURISMO Y DEPORTE «La restauración se iniciará este año»

-¿En qué estado se encuentra el Plan Director de la iglesia de Santa María?

-El Ministerio de Cultura ha recepcionado recientemente el Plan redactado por la empresa y lo ha remitido a la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte del Gobierno regional, así que, previsiblemente, esta semana llegará a la Consejería dicho plan. A partir de ahí, la Consejería tiene que estudiarlo, para conocer cuáles son la puntualizaciones y recomendaciones del mismo y qué actuaciones y formas se plantean para la ejecución de la restauración.

-¿Cómo han sido los contactos entre la Consejería de Cultura y el Ministerio?

-Una vez conocidos los detalles del Plan por parte de ambas administraciones, éstas iniciarán los contactos y reuniones para determinar cuáles son las fases de ejecución y cuáles las actuaciones prioritarias. No hay que olvidar que se trata de un estudio integral de actuaciones, que contempla tanto la intervención en el entorno, como en el edificio (Patrimonio mueble) como en los bienes inmuebles. En este sentido, se tendrán en cuenta los resultados de los estudios geotécnicos del entorno y en función de los mismos, se determinará las actuaciones más urgentes. De forma paralela a la determinación de prioridades, se estudiará por parte del Ministerio y la Consejería la firma de un convenio para ver qué tipo de actuaciones o fases financia cada administración (Ojo se estudiará la firma del convenio quiere decir que tienen que ver cómo se financia y qué financia cada parte, sí como la fórmula idónea de colaboración entre ambas).

-¿Cuándo podrían comenzar los trabajos de rehabilitación de la iglesia?

-No hay plazos predeterminados, debido a la necesidad de estudio y a los trámites administrativos que se requieren, pero la restauración se iniciará este mismo año.

-¿Se imagina Castro Urdiales sin la 'niña de sus ojos'?

-No me imagino Castro sin la iglesia. ¿Puede alguien imaginarse la Capilla Sixtina sin las pinturas de Miguel Ángel o Burgos, sin su Catedral? La iglesia de Santa María es una de las joyas del gótico en Cantabria y como tal merece el reconocimiento y la preocupación por conservar esta obra arquitectónica. El interés tomado por parte de la Consejería de Cultura, así como por parte del Ministerio para encargar el Plan Director y acometer la restauración, siempre bajo los criterios de máxima calidad, es síntoma inequívoco de que la administración está tomando cartas en el asunto para conservar este monumento de gran valor artístico e igual valor sentimental para castreños y cántabros.

LA HISTORIA

La iglesia de Santa María de la Asunción es el monumento gótico más importante de Cantabria y su construcción data del siglo XIII. Se trata de un edificio de planta basilical al que se accede por una escalinata flanqueada por dos torres. Consta de tres naves, de las cuales la central tiene una altura doble respecto a las laterales. El ábside está rodeado por una girola con tres capillas radiales de planta poligonal, separadas por tramos rectos. En uno de estos tramos se abrió una capilla de planta cuadrada en 1612.

El Consistorio, preocupado por la situación

Desde el Ayuntamiento de Castro Urdiales, el concejal de Obras, Rufino Díaz Helguera (AxC), se mostró preocupado con la situación actual de la iglesia, «de hecho había una moción que se va a derivar en una Comisión Informativa de Urbanismo conjuntamente con la de Cultura». Además, dijo que hay que tener en cuenta que «este año se cumplen 800 años de la construcción de la iglesia y es el momento de que las instituciones seamos capaces de dar respuesta a todas esas inquietudes, porque la gente individualmente y los colectivos sociales y culturales tienen esa preocupación».

Extraído de: eldiariomontanes.es

La iglesia pide una reforma