martes. 07.02.2023

La Asociación de Amigos de Castro y de la Mar 'Cantu Santa Ana', ha confeccionado un extraordinario libro sobre el ambiente marinero de la ciudad en el que, a través de 317 páginas y 500 fotografías, refleja magníficamente el devenir de la historia de un pueblo que ha vivido simbióticamente con la mar. 'Cantu Santa Ana' cuenta actualmente con casi cien socios, representados, en esta ocasión, por Ramón Ojeda San Miguel, Eugenio Cotillo Villanueva, Santos Franco Bayón y Nicolás Aspirez Antuñano, quienes, a través de la siguiente entrevista, construyen sus fundamentos y el libro recientemente editado que ha tenido una acogida esplendorosa entre la ciudadanía castreña.

PREGUNTA.- ¿Cuándo y por qué nació 'Cantu Santa Ana'?

RESPUESTA.- Tenemos tres años de vida aproximadamente. Se trata del fruto de charlas de amigos en los muelles del puerto, del rompeolas, quienes nos damos cuenta de que, sobre todo, la vida cultural marítima de Castro se está perdiendo, el sector pesquero atraviesa una profunda transformación paralelamente a la ciudad, que no decimos que sea bueno ni malo, es ley de vida, que todo lo que es la cultura marítimo-pesquera se está diluyendo generación tras generación y que tenemos una bagaje cultural riquísimo y pensamos que lo tenemos que conservar. No pretendemos ser profetas en nuestra tierra, queremos empezar a levantar los ánimos de la gente para que se conciencie de que aquí tenemos un patrimonio de todo tipo, por lo que seguiremos adelante con todas y cada una de las actividades que hemos comenzado.

P.- ¿Qué le falta actualmente a Castro?

R.- Nosotros no nos hemos constituido en sociedad para dar lecciones a nadie, pero creemos que la sociedad, incluso las instituciones, han dejado de mirar a la mar y que no se puede entender ni la idiosincrasia, ni la forma de ser de los castreños, ni la historia y la personalidad de Castro, sin la mar. Y en ese sentido, llama la atención, lo decimos muchas veces cuando acudimos a las regatas en otros lugares, que en todos ellos existe un museo marítimo (San Vicente de la Barquera, Llanes, Luarca, Bermeo, Fuenterrabía, Bayona, etc.) y que, además, tienen dos funcionalidades, una el que sean el centro, en cierto modo, de coordinación de todo lo que es la cultura marítima del núcleo, y en segundo lugar, que sirven de punto de atracción al turismo, que en Castro, a veces, no se tiene en cuenta a pesar de la rentabilidad que puede suponer tanto cultural como económicamente. El interés de la ciudadanía castreña en estas materias, lo demuestra con la asistencia masiva que dispensan a nuestras charlas-coloquio y cuantas actividades organizamos.

P.- La reciente aprobación de los Presupuestos 2008, que incluyen algunos de los proyectos que defiende 'Cantu Santa Ana' ¿cómo la han recibido?

R.- Durante cierto tiempo hemos enviado cartas al Gobierno de Cantabria y al Ayuntamiento de Castro reflejando situaciones extremas, como por ejemplo, la ermita de Santa Ana, que desearíamos su rehabilitación se lleve a cabo cuanto antes; pero los archivos, lo decimos por experiencia, están llenos de proyectos que no se han realizado nunca. También es verdad que el Pleno de Castro aprobó por unanimidad la creación de un Museo Marítimo y Pesquero que sería ubicado en el Castillo Faro, nuestro deseo es que se lleve a efecto este proyecto y, sobre todo, que no se personalice.

P.- ¿Qué le sobra a Castro actualmente?

R.- Sobre todo sobran personalismos, como ocurre en todos los pueblos, no se trata de un mal endémico pero que debemos erradicar; son los que solemos denominar como eruditos, que buscan más la proyección de su ego y no el fin en el que estamos inmersos.

P.- ¿Cómo ven el futuro?

R.- Muy bien. Nos hemos llevado una sorpresa ante la receptividad tan grande que tienen nuestras actividades. Debemos tener muy en cuenta que la población en Castro ha crecido mucho; hace pocas fechas ya habíamos llegado a los 31.000 habitantes de derecho, y bueno sería que esa gente acabe también identificándose con los valores culturales, que no queremos que sean mejores ni peores que en otros sitios, pero existen una serie de valores culturales e históricos que creemos merece la pena conservarlos porque son el sello de identidad de Castro. Insistimos, Castro Urdiales sin la mar no se puede entender, existe un profundo amor hacia todo lo que sea de la mar y hay que cultivarlo.

Recoger y explicar las tradiciones marineras

P.- A la importante cadena de logros, ahora han añadido un nuevo eslabón, la publicación de un libro; ¿por qué ha nacido?

R.- Nosotros tenemos una obsesión, hay un cambio cultural drástico, se está desvalorizando todo, pero sabemos que en los domicilios de los vecinos de Castro hay verdaderas joyas históricas, por ejemplo, objetos de pesca en los que han sido pescadores, y las fotografías familiares; hay ahí un bagaje cultural de embarcaciones antiguas, indumentaria que refleja la evolución de Castro. Todo fue ponernos manos a la obra hasta conseguirlo. Es muy triste que se perdieran muchas cosas por el mero hecho de ser viejas. Así y todo hemos conseguido verdaderos tesoros, como queda plasmado en la publicación, pero, eso sí, ha supuesto una verdadera paliza para todos nosotros.

P.- ¿Cómo venden este libro a la ciudadanía?

R.- Es de la propia ciudadanía y popular por su contenido dado que trata de reflejar la vida de la gente sencilla de la mar durante muchas generaciones. Además, quienes han conseguido que este libro sea una feliz realidad, han sido esas más de cien personas que nos han prestado sus fotografías. Es un libro de todos y que ahí queda para siempre, para que al paso de los años la gente se pueda hacer una idea bastante cabal de la historia de Castro.

P.- ¿Es un punto final o un punto y seguido?

R.- Sin duda se trata de un punto y seguido. En este libro salen unas 500 fotografías y tenemos recogidas más de 2.000 a las que intentamos darles cuerpo. Lo mismo que ahora hemos conseguido este libro titulado Castro Urdiales y la mar, podrá salir otro como, por ejemplo, Castro Urdiales y sus calles o bien Castro Urdiales y sus mineros, hay mucho material y seguimos recogiendo. Nosotros somos los autores, pero la edición es de Cantabria Tradicional con sede en Torrelavega y Santander. Se han editado 2.500 ejemplares que han costado casi 24.000 euros y en caso de venderlo, esta empresa estará abierta a nuevas publicaciones.

P.- ¿Qué mensaje envían a la ciudadanía en general?

R.- Que somos gente honesta, formal, que tenemos palabra e intentamos cumplirla. Ahora somos casi cien socios, pero trabajaremos para conseguir ser 300 o quizás 500.

Extraído de: elalerta.com

La Asociación 'Cantu Santa Ana' presenta el libro 'Castro Urdiales y la mar'