lunes. 06.02.2023

La Escuela Taller forma a jóvenes desde hace 20 años

La Escuela Taller de Castro Urdiales nació hace 20 años. Desde ese momento, han pasado muchos programas y muchos alumnos trabajadores por sus aulas. Todo comenzó gracias a una iniciativa que hubo en el Ministerio de Trabajo, concretamente en el Instituto Nacional de Empleo, para la inserción laboral de jóvenes desempleados.


El pasado viernes, en el programa 'Protagonistas Castro Urdiales' de Punto Radio DM, el director de la Escuela Taller de Castro Urdiales, Juanchu Bazán, comentaba las directrices básicas de este programa de formación. «Cuanto mayor formación tenga un joven parado, le será mucho más fácil y tendrá más posibilidades de que encuentre un empleo», apuntó.

Bajo la metodología de que es bueno aprender trabajando, se plantean programas educativos para la restauración del patrimonio. De esta forma, al mismo tiempo que están construyendo, están aprendiendo un oficio. La albañilería, carpintería, jardinería, forja, cantería o escayola son algunos de los trabajos que desempeñan y aprenden los alumnos trabajadores que pasan por sus aulas y talleres. En este sentido, la escuela taller se ha convertido en un referente para todos los castreños. Más de 500 alumnos trabajadores han pasado por este programa desde hace 20 años.

Futuro

El 2007 para la Escuela Taller se presenta muy ilusionante. «Estamos dando los primeros pasos, los trabajos preliminares. Ahora mismo los alumnos trabajadores han tomado contacto con la herramienta, con las máquinas, con los materiales para empezar a dar sus primeros pasos en el oficio».

Los únicos requisitos necesarios para entrar en la Escuela Taller de Castro Urdiales se basan en dos principios: ser jóvenes y no tener experiencia laboral. «No tener ninguna formación. De hecho el perfil medio de nuestros alumnos trabajadores es un alumno desescolarizado con un alto porcentaje de fracaso escolar y tiene una media de edad de unos 17 años». Cuando los alumnos acuden a la Escuela Taller para formarse como trabajadores son unos adolescentes.

«Este es un poco el gancho que tiene la escuela. A medida de que ellos ven que van aprendiendo y pueden hacer las cosas por ellos solos, se van convenciendo que pueden hacerlo». La próxima obra que van a acometer los alumnos trabajadores dentro de dos o tres meses será el centro de empresas de Vallegón.

«Cuando los alumnos trabajadores de albañilería y carpintería estén un poco más preparados, conozcan las condiciones de seguridad y tengan la destreza suficiente, vamos a empezar esta obra. Podremos habilitar y terminar un equipamiento publico de ahí que incorporemos también una rentabilidad social añadida a lo que es el propio programa».

El índice de alumnos que encuentra trabajo después de dos años en la Escuela Taller cuando termina es bastante alto. En concreto, «alrededor del 75 por ciento encuentra un oficio después de haber estado dos años aprendiendo y trabajando», dijo.

Extraído de: eldiariomontanes.es

Juanchu Bazán / «Es bueno aprender un oficio trabajando»