sábado. 26.11.2022

El pasado sábado, el Otxote Lurra de Burdeos fue el protagonista del segundo concierto programado por el Coro de Voces Graves Los Templarios de la ciudad, dentro de su XXIV Otoño Musical, que tuvo como escenario el singular templo de Santa María que registró una gran afluencia de público. El conjunto francés, demostró, una vez más, su indiscutible calidad artística tanto como conjunto como por sus voces solistas, unos mimbres que componen un maravilloso cesto que le ha puesto a la cabeza europea de conjuntos de este tipo, de ahí los más de 400 conciertos que han interpretado por toda Europa desde su fundación.

Lurra es calidad de éxito

Formado por profesionales de las diferentes escenas líricas francesas, tiene como objetivo la promoción de la cultura vasca y compartirla más allá de las fronteras de Euskadi mediante una búsqueda, una selección y una valoración del patrimonio musical vasco.

Conjugación perfecta

Los cientos de aficionados que acudieron a este memorable concierto, terminaron entregándose ante el poderío interpretativo de un conjunto maestro en su género, que sabe conjugar a la perfección la música religiosa con la popular más exigente y atractiva, marcando diferencias increíbles dentro de una matización, conjunción y expresividad que alcanzan cotas magníficas hasta conseguir transformar la música en profunda y fina poesía.

Fueron casi dos horas que se antojaron un sueño, de deleite musical a través de 18 auténticas perlas musicales que Lurra consiguió convertirlas en un espectacular collar con el que adornar el necesario y siempre esperado otoño Musical Castreño al que, Los Templarios, con su exquisito trabajo, sacrificio económico en beneficio de la calidad musical, ha elevado a cotas que son orgullo de Castro y de su ciudadanía.

Extraído de: elalerta.com

Espectacular éxito del Otxote Lurra de Burdeos en Castro