martes. 16.04.2024

La Plaza de la Barrera de Castro Urdiales acogió ayer la primera edición del Encuentro Intercultural en el que se congregaron las diferentes culturas y civilizaciones de las que provienen los inmigrantes que residen en la actualidad en este municipio. Sin lugar a duda, fue una jornada de convivencia entre la población autóctona y los inmigrantes que han elegido el municipio de Castro Urdiales como destino para comenzar una nueva vida.
Si unos de los objetivos de este primer Encuentro Intercultural era la participación ciudadana, ayer se cumplió con creces, y eso a pesar de que las condiciones climatológicas no acompañaron. Pero aún así, fueron muchos los vecinos del municipio y visitantes los que se acercaron a la Plaza de la Barrera con el fin de mejorar su comprensión hacia los fenómenos migratorios y conocer algo más sobre aspectos culturales y folclóricos de otros países.

La consecución de este evento, organizado por el Ayuntamiento castreño, ha sido posible gracias a la colaboración del Fondo de Inmigración del Gobierno de Cantabria, que ha aportado 12.000 euros, y a la Obra Social de Caja Cantabria que ha destinado 20.000 euros a esta iniciativa.

Un amplio programa

La jornada comenzó a las once de la mañana, con la apertura de las diferentes casetas instaladas en la Plaza de La Barrera. Media hora más tarde, tuvo lugar una timbalada con salida desde la propia plaza, y que realizó un pasacalles por la Avenida de la Constitución hasta el Ayuntamiento, para continuación amenizar las calles Ardigales, y La Rúa, con llegada a la Plaza de la Barrera.

Entorno a las doce del mediodía, tuvo lugar una sesión de cuentacuentos que realizó un segundo pase una hora más tarde. Tras un descanso para comer, el primer Encuentro Intercultural retomó su actividad entorno a las 17 horas, con una interesante conferencia a cargo del periodista Waleed Qumsieh sobre porqué España como lugar de destino de los inmigrantes para comenzar una nueva vida .

Posteriormente, se sucedieron una serie de actuaciones pertenecientes a diferentes culturas como una danza tradicional de Camerún, una espectáculo de capoeira y danza del vientre. Ya por la noche, el grupo de la Asociación Musical Volumen 'Ténebra' y el concierto 'La Familia Rusitka' fueron los encargados de poner el broche de oro a esta jornada que fue todo su éxito en cuanto a participación.

Amplia oferta intercultural

En la zona de carpas se pudieron contemplar también productos de comercio justo, exposiciones con la labor de las ONGs participantes, que en este caso fueron la Fundación Diagrama: encargada de juegos infantiles; Fundación Nueva Vida, Entreculturas, con una exposición de materiales educativos; Jóvenes Tercer Mundo, Interpueblos, Pueblos del Mundo y Manos Unidas.

Asimismo, el evento contó con una amplia y muy significativa exposición fotográfica de José María Ormazábal y diferentes carpas con aspectos típicos del folclore de diferentes países.

Extraído de: eldiariomontanes.es

Encuentro entre culturas