viernes. 24.05.2024

El Coro de Voces Graves Los Templarios, dirigidos por José Luis Sáez, tiene previsto un nuevo recital para el próximo viernes, 28 de julio, a las ocho y media de la noche, en la Iglesia de Santa María de la Asunción de Castro Urdiales. Este concierto se celebra a beneficio del proyecto de iluminación interior de la mencionada iglesia, con la colaboración del Ayuntamiento de Castro Urdiales y la Comunidad Parroquial.

El concierto se enmarca dentro de los recitales que Los Templarios suelen organizar todos los años en beneficio de alguno de los entes locales. En esta ocasión es a beneficio del proyecto de iluminación interior de Santa María de la Asunción. La entrada-donativo al atractivo concierto será La Voluntad.

El repertorio preparado para esta ocasión por el director José Luis Sáez es ciertamente interesante y novedoso, repasando géneros diferentes de canciones, que gustarán al público, que acuda este próximo sábado por la noche al incomparable marco de la iglesia de Santa María de la Asunción.

La velada comenzará dos temas de música sacra como Media Vita, una leyenda medieval sitúa al autor de este texto, Notkeirus Balbulus, (Siglo X) sobrecogido y petrificado, al borde de un gran precipicio, a punto de caer en el mismo, con peligro para su vida. La melodía gregoriana pone de relieve el dramático texto. El solo es interpretado por el tenor 1º Gonzalo Azpiazu. Los Templarios seguirán con Nunc dimittis, de Albert Alcaraz, interpretación también llamada El cántico de Simeón, un cántico del Evangelio de San Lucas, así llamado por sus primeras palabras traducidas del latín que significan "Ahora puedes dejar que tu siervo se vaya”.

Si tú me amas, de Andreas Romdhane, Josef Larosi y John Reid, que el famoso cuarteto Il Divo hizo famosa. Se trata de una canción romántica de estilo pop. Y después, Por ti seré, de Rolf Lovland y letra de Brendan Grahan, otra conocida canción de Il Divo. Es una balada con un aire céltico muy marcado que a medida que se repiten los estribillos el coro sube el tono de la canción para terminar en tono más bajo.

La Caña Dulce será la siguiente canción, una habanera que se atribuye a J. Trayter, que en realidad se dedicaba a inscribir canciones anónimas en la SGAE para cobrar los derechos de autor, esta habanera de amor de corte tradicional, de autor desconocido, posiblemente de origen cubano de finales del XIX, tiene un compas binario y ritmo sincopado que recuerda el balanceo de un barco. En algunos lugares, este tema se le atribuye al músico murciano Manuel Massotti Litel. A continuación, Niña Hermosa, la habanera de José Ruiz Gasch cantada por el tenor Eduardo Perales; terminando así la primera parte de la velada.

Tras el descanso y la consiguiente recaudación para el proyecto de Iluminación interior de la iglesia de Santa María de Castro Urdiales, Los Templarios interpretarán: The Lion Sleep Tonicht será la continuación. Este tema es una versión del éxito de la música popular africana Mbube, (que en zulú significa león) del año 1939. Mbube fue grabado por su compositor Solomón Linda y su grupo The Evening Birds. A lo largo de los años 40 Mbube se convirtió en una canción con gran popularidad en Sudáfrica, con más de 100.000 copias vendidas. Una década después, en 1951, Alan Lomax grabó con Peter Seeger una versión de Mbube llamada Wimowek e interpretada por la banda de Seeger, The Weavers. Sin embargo, sería la versión de 1961 recompuesta por George Weiss, Luigi Creatore y Hugo Peretti e interpretada por The Tokens, la que más popularidad alcanzaría bajo el título de The Lion Sleeps Tonight. Popularidad que se multiplicó con la película de Disney El Rey León. En esta ocasión Los Templarios interpretan una versión arreglada por Julio Domínguez.

Seguidamente, Txoria Txori, de Mikel Laboa, cantautor vasco nacido en Donostia, uno de los más importantes cantautores del siglo XX perteneciente al movimiento cultural vanguardista vasco “Ez dok Amairu” (No somos trece), que entre 1966 y 1972 se dedicó a recuperar la castigada cultura vasca y renovarla. Xabier Lete, perteneciente a este mismo movimiento, compuso Xalbadoren Heriotzean, que será la siguiente interpretación de Los Templarios. Se trata de un poema escrito tras la muerte de Fernando Aire Etxart “Xalbador”, que murió el día que se le hacía un homenaje por su gran calidad como bertsolari. La canción dice: “Dónde estás, en qué prado, pastor de Urepel. Subiendo por las laderas de las montañas te escapaste…”

Finalizando con El Vito, un baile, canto y música tradicionales de Andalucía, cuyo nombre hace alusión a la enfermedad llamada Baile de San Vito, por el carácter animado y vivo de esta danza. El Vito se canta con diferentes letras según zonas y épocas, que pueden ser de carácter jocoso o con letras serias. Durante la guerra civil española, entre el bando republicano se usó la melodía del Vito para cantar un texto referido al Quinto Regimiento que llegó a ser muy popular incluso entre la población no combatiente.

Por el Camino de Mieres, fragmento de la zarzuela Xuanón, escrita por J. Ramos Martín y con música de Federico Moreno Torroba, en este caso con el sólo de nuestro tenor Juan Liendo. Con esta interpretacion Los Templarios de Castro Urdiales queremos recordar a José Luis Santamaría, fallecido recientemente, que era la voz solista de esta canción. Este será el momento de terminar la velada.

Y, como es habitual, el colofón del concierto estará dedicado a Castro Urdiales con el Canto a Castro, con letra de Julio Romero y música de Severino Dúo, padre de Arturo Dúo, que además armonizó la obra. Este tema ensalza la belleza de Castro Urdiales y el amor a su ciudad que genera en los castreños. Hoy es el himno de nuestro pueblo.

Concierto de Los Templarios a beneficio del proyecto de iluminación de la iglesia de...