martes. 05.03.2024

Facilitar el acceso a los padres al cheque-libro para el próximo curso. Ese es el objetivo de la Consejería de Educación con la tramitación de un decreto, publicado ayer en el Boletín Oficial de Cantabria, por el que se regula la concesión del ‘cheque-libro’ para la adquisición de materiales curriculares para alumnos que el próximo curso realicen enseñanzas obligatorias en centros sostenidos con fondos públicos y que aporta como principal novedad que los centros podrán emitir un borrador de la solicitud ya cumplimentado con los datos que obran en la plataforma ‘Yedra’.


Según recalcó la Consejería, se emitirá un borrador de la solicitud ya cumplimentado que, si es aceptado por el solicitante, lo firmará y presentará en la secretaría del centro educativo. Por el contrario, si el solicitante no está de acuerdo con los datos del borrador, cumplimentará los que sean objeto de modificación, tras lo cual el centro entregará al solicitante un nuevo borrador que se convertirá en la solicitud definitiva.

Los centros docentes entregarán los ‘cheques-libro’ a las familias y se canjearán en cualquier librería o establecimiento autorizado. El valor de los talonarios será de 120 euros por alumno en Educación Primaria y de 170 en Educación Secundaria Obligatoria. El plazo de presentación de solicitudes estará abierto durante el período de matriculación ordinaria, tanto en Primaria (del 20 al 29 de junio) como en Secundaria (4 al 15 de julio). El talonario de ‘cheques-libro’ tendrá una caducidad de 45 días desde su emisión. Las solicitudes se presentarán en la secretaría del centro donde esté matriculado el alumno para el próximo curso, según el modelo oficial que facilitan los centros. Además, se establece un umbral de renta de 28.000 euros para conceder estas ayudas a las familias, según informó la Consejería.

Aumentan las facilidades para acceder al cheque libro escolar