miércoles. 19.06.2024

Con motivo de la celebración de las Jornadas del 8 de Marzo Día Internacional de la Mujer, la Asociación de Mujeres Atalaya, un verdadero fenómeno social en Castro Urdiales, con más de 2.300 mujeres asociadas, inauguró el pasado viernes la Expo-Mujer 2008, una muestra de todos los trabajos manuales realizados en sus respectivos talleres y que ocupa las dos salas del Centro Cultural La Residencia Castro y Cantábrico, y que, como todos los años, ha causado impresión tanto por la calidad, originalidad y cantidad de los trabajos expuestos.

El acto, celebrado a las 19,30 horas, estuvo presidido por la presidenta de Atalaya, Macarena Varga Cueto, acompañada por la responsable de la Dirección General de la Mujer, Ana Isabel Méndez, toda la Junta Directiva de Atalaya, y la práctica totalidad de la Corporación, encabeza por el alcalde, Fernando Muguruza Galán, así como representaciones de todas las instituciones y asociaciones de la ciudad, y público que llenaron totalmente las instalaciones.

Se entregó el galardón ‘Atalaya del Año’ y la insignia de oro de la asociación a la castreña, Ángeles Arco, que fue dirigida por el insigne maestro Ataúlfo Argenta participando en una de las corales que siempre dirigía en la iglesia de Santa María, coincidiendo con el día de la Asunción del 15 de agosto.

«Vamos por el buen camino», asegura Ana Isabel Méndez

La directora general de la Mujer, Ana Isabel Méndez, después de «agradecer que Atalaya se haya acordado de mi un año más», señaló su «satisfacción por poder disfrutar de la Ley de Igualdad que tanto nos ha beneficiado a las mujeres y dar un paso de gigante en nuestras aspiraciones» y que «no hay duda que vamos por buen camino, por un camino de compromiso, de sensibilidad y responsabilidad».

Macarena Varga, cerró el acto señalando que «la lucha por la igualdad, los límites que nos impiden alcanzarla, nos llevan a retomar el viejo lema; la igualdad ante la Ley no es la igualdad ante la vida. El logro de derechos legales no basta para cambiar las costumbres y estructuras sociales de la desigualdad. Es necesario reconocer, determinar y hacer visibles los límites que nos encontramos».

Extraído de: elalerta.com

Atalaya inaugura la Expo-Mujer 2008 en el centro cultural La Residencia