sábado. 26.11.2022

La Asociación Ciudadana Otro Castro es Posible denuncia el absoluto descontrol medioambiental de las obras que se están llevando a cabo en la red de saneamiento, que están teniendo como consecuencia un alto impacto en el rio Cabrera. Las obras de canalización de la red de saneamiento de los núcleos rurales bañados por el río Cabrera están suponiendo una agresión incomprensible sobre la cuenca hidrográfica del río Cabrera según denuncia en su página web la Asociación Ciudadana Otro Castro es Posible.


"Esta obra, promovida por la Dirección General de Obras Hidráulicas de la Consejería de Medio Ambiente, tan reclamada como necesaria, va a paliar en buena medida alguno de los problemas que sufre el río Cabrera, pues evitará los vertidos de aguas fecales defectuosamente depurados que se vienen haciendo en Mioño, Santullán, o Los Corrales; aguas malas sobre el río Cabrera que, además, contaminan la captación de agua potable del que se surte la ciudad y una buena parte del municipio de Castro Urdiales. 

La Dirección General de Obras Hidráulicas ha diseñado la red de saneamiento alineándola paralelamente al río Cabrera, casi siempre por su zona de servidumbre, sobre la propia ribera, atravesando incluso el lecho del río por varios puntos de su recorrido… es decir, una obra de infraestructura que afecta directamente a los ecosistemas relevantes que reúne la cuenca del río Cabrera y que, por tanto exige tomar todas las cautelas posibles para su ejecución, máxime cuando quien promueve la obra es, insistimos, la Consejería de Medio Ambiente.

Por señalar una relación de agresiones ecológicas que hemos observado, diremos que se ha destruido y/o modificado la ribera del río en una buena parte de su recorrido; con ello se ha destruido una valiosa flora que lo protegía, eliminando decenas de especies vegetales como robles, alisos, fresnos, chopos, castaños, avellanos, aladiernos, labiérnagos y encinas, especies protegidas por la legislación ambiental de Cantabria. Se ha destruido el hábitat de varias especies animales protegidas por la legislación española y europea como por ejemplo, el martín pescador, mirlo acuático, lavanderas, currucas, mosquiteros, zarceros, carboneros, herrerillos,… (entre la fauna avícola) y las anguilas, truchas o piscardos que antaño abundaban en este río, pudiendo desaparecer para siempre. Al constructor de esta obra le ha resultado más rentable arrasar con la vegetación de ribera que canalizar adecuadamente la tubería: no existe un plan de eliminación de los residuos de inertes, simplemente se excava y se extienden los materiales a la orilla del río cambiando su orografía, su edafología, su paisaje; se han vertido áridos de construcción directamente al río; se ha utilizado maquinaría inadecuada para actuar sobre la canalización, con el consiguiente agravamientos de los impactos sobre el paisaje y ecosistema de ribera de esta zona. No sólo se está destruyendo el medio natural sino que se está impidiendo una adecuada restauración ambiental cuando la obra finalice."

Más información y fotografías en

http://www.otrocastro.com/modules/news/article.php?storyid=92

SOS Rio Cabrera