viernes. 19.07.2024

La Plataforma de Asociaciones y Ciudadanos para Salvar la Peña de

Santullán ha presentado ante la Consejería de Presidencia, Ordenación

del Territorio y Urbanismo del Gobierno de Cantabria un escrito de

alegaciones en el que se solicita la retirada de la redacción actual de

la primera fase del PSIR (Plan Singular de Interés Regional) de Sámano,

en aras de salvaguardar las zonas colindantes con la Peña de Santullán,

más frágiles y de mayor interés medioambiental. Asimismo, en el escrito

—que ha sido remitido también al Ayuntamiento de Castro Urdiales y a la

Junta Vecinal de Sámano— se pide que se planifique el PSIR en su

totalidad, ya que se pretende aprobar una primera fase de dicho Plan

que sólo engloba a 166.000 m2, dejando sin regular el resto del PSIR,

con cerca de un millón de metros cuadrados de suelo industrial sin

planificar.
Esta primera fase del PSIR ha sido promovida por la Junta Vecinal de

Sámano, propietaria del suelo, unos 166.000 m2 que se extienden hasta

zonas como La Cava (situada entre el barrio de Laiseca y el paraje de

La Torquilla) y se adentra en el río Tabernillas, bordeando las paredes

de la zona oeste de la Peña de Santullán. La Plataforma ha manifestado

su preocupación por ser ésta una zona de especial interés ecológico y

paisajístico y que puede quedar gravemente dañada si la primera fase

del PSIR se desarrolla tal y como se pretende ahora. Por ello, la

Plataforma, aprovechando el trámite legal de información pública ha

redactado un escrito de alegaciones con el fin de salvaguardar esta

zona.

Alegaciones

Entre las alegaciones presentadas se

destaca que el Informe de Sostenibilidad omite las consecuencias que la

primera fase del PSIR va a tener sobre la zona oeste de la Peña de

Santullán, zona protegida que alberga una rica variedad de fauna y

flora e importantes yacimientos arqueológicos. Tal es así, que no se

señalan las cerca de cuarenta especies protegidas (como el alimoche, el

águila culebrera o el buitre leonado, por citar sólo tres) que tienen

como hábitat la Peña de Santullán. Asimismo, dicho informe no hace

mención alguna respecto a los efectos medioambientales del PSIR sobre

la zona protegida de la Peña, por lo que este Informe de Sostenibilidad

no atiende a su propio objeto, pretendiendo justificar el asentamiento

de este PSIR, independientemente de los daños ambientales que se puedan

producir.

Por otro lado, resulta incomprensible que el

Ayuntamiento de Castro Urdiales haya sido obviado en la gestión de este

PSIR, sobre todo, teniendo en cuenta que la Junta Vecinal de Sámano no

reúne las condiciones que la ley otorga a una administración local para

ejercer tales funciones, ya que no dispone de los recursos

administrativos y técnicos mínimos para poder ejercer con eficacia las

funciones que la ley le otorga como órgano promotor.

Otra

alegación esgrimida por la Plataforma es que parte de la primera fase

de este PSIR se pretende realizar sobre una zona calificada actualmente

por el Plan General de Ordenación como Suelo No Urbanizable de

Protección Agropecuaria y también como Suelo No Urbanizable de Especial

Protección Ecológica. En este sentido, la Ley del Suelo de Cantabria

establece con claridad que los Proyectos Singulares de Interés Regional

(PSIR) podrán desarrollarse en suelo urbano, urbanizable o rústico de

protección ordinaria, por lo que no está permitido desarrollar un PSIR,

en ningún caso, en cualquiera de las categorías de suelo protegido, tal

y como sucede en el caso de este PSIR con la mitad de la superficie que

se pretende ocupar.

También se denuncia en el escrito el hecho

de que se opte por regular una primera fase (166.000 m2) sin planificar

las cinco sextas partes del territorio restantes (cerca de un millón de

metros cuadrados). De este modo, al no planificar el PSIR en su

conjunto, se pierde la posibilidad de organizar de manera eficiente el

territorio para programar además de las actividades industriales, la

mejor accesibilidad, el suministro de agua, la red de saneamiento, los

equipamientos, las cesiones de espacios libres, las zonas verdes, etc.

De haberse planificado globalmente el conjunto del PSIR, la Plataforma

no duda de que se hubiera optado por diseñar una gran zona de

protección en la zona de la Cava y del Tabernillas, permitiendo así no

solo salvaguardar estos hábitats sino crear también una zona protección

que amortiguara los impactos industriales hacia el valle, las zonas

residenciales de Laiseca, La Torquilla, y la Peña de Santullan o el

Castro de la Peña de Sámano, y el río Tabernillas.

Las Asociaciones de Sámano y el actual Polígono de Vallegón.

Las

asociaciones de vecinos de Sámano integradas en la Plataforma Para

Salvar la Peña de Santullán (Asociación del Barrio Laiseca-Sámano,

Asociación de Vecinos del Barrio de Sámano y Asociación de Vecinos del

Barrio de Montealegre-Sámano) han entregado, asimismo, su propio

escrito de alegaciones. En dicho escrito, además de recoger varios de

los puntos desarrollados anteriormente, hacen especial hincapié en el

hecho de que en la actualidad, en el Polígono de Vallegón, las aguas

fecales, pluviales e industriales son recogidas por una única tubería

(cuando la ley obliga a separarlas), hecho que contraviene gravemente

la normativa vigente y pone en peligro la salud de los habitantes de la

zona, que sufren frecuentes inundaciones con dichas aguas pluviales,

fecales e industriales, y que son vertidas al río sin depurarse

convenientemente. Se da la circunstancia que el Plan de saneamiento

diseñado para canalizar la red de fecales del Valle de Sámano no llega

ni a Laiseca ni a Vallegón, por lo que resulta un sarcasmo que se esté

diseñando la ampliación del Polígono Industrial, sin tener previsto la

canalización de sus aguas fecales o industriales.

La

Asociaciones de Sámano alegan también que no se está cumpliendo con el

Reglamento de actividades Molestas Insalubres, Nocivas y Peligrosas,

que obliga a que las actividades industriales clasificadas como

Insalubres, Nocivas o Peligrosas se ubiquen a una distancia de al menos

2000 metros de núcleo de población habitado.

Por otro lado, la

Plataforma se ha dirigido al alcalde y concejal de medio ambiente del

Ayuntamiento así como a la Junta Vecinal de Sámano solicitando una

reunión para tratar sobre las alegaciones presentadas y aclarar su

postura que, en ningún caso pretende frenar la planificación de nuevo

suelo industrial en el municipio, sino oponerse a esta concreta 1ª fase

del PSIR en la medida de que presenta una brutal amenaza hacia zonas

protegidas.

Extraído de: otrocastro.com

La Plataforma para Salvar la Peña de Santullán presenta alegaciones a Vallegón