Pedaladas sobre el mar

Existe un lugar en el que el litoral cántabro y el vizcaíno se entrelazan en una zona de frontera que alberga escarpados acantilados, vestigios mineros, bosques de eucalipto e increíbles vistas al mar. Un territorio a caballo entre Castro Urdiales y Muskiz que constituye un buen escenario para un completa excursión cicloturista. La ruta que proponemos hoy recorre el viejo bidegorri que une desde hace ya más de una década Portugalete y la playa de La Arena para adentrarnos después en las sendas costeras de Itxaslur y el Piquillo.

El recorrido comienza en Barakaldo, cerca del cementerio municipal, para poder realizar de manera completa el citado carril-bici, el más antiguo y largo de Bizkaia. Tras una rápida bajada giramos a la izquierda para llegar al río Galindo. Allí cruzamos una pasarela de madera que nos conduce hasta Sestao.

Seguimos el camino pintado de rojo (como su nombre en euskera indica). No tiene pérdida. Es bastante llano, lo que nos permite disfrutar de la experiencia. Pronto llegamos a Portugalete y atravesamos un nudo importante de carreteras a través de un viaducto de casi medio kilómetro. El bidegorri que conduce a La Arena se inauguró en los 90. Desde entonces ha sufrido continuas modificaciones.

Las diferentes infraestructuras (primero el Eje del Ballonti y después la Supersur) han ido poco a poco arrinconando este vial para bicicletas y peatones. Los periodos de obras han sido largos y molestos. Además, el trazado se ha alterado en varias ocasiones. Pero ahora, al fin, este espacio de ocio luce en su esplendor. Tras atravesar Ortuella y Gallarta, la ruta que cubrimos abandona momentáneamente el bidegorri para descender hacia La Arena por una vaquería, primero, y por el barrio rural de Kardeo, después. La pista está ahora cementada, pero antaño era un descenso de piedra y tierra que gustaba mucho a los ciclistas de montaña. Era una buena alternativa al aburrido asfalto.

En Kardeo hay que tener precaución con los peatones ya que existe un tramo de unos 100 metros en los que circularemos por una acera. Si es necesario, habrá que bajarse de la bicicleta. Poco después llegamos al parking situado bajo la variante de La Arena, tras dejar atrás los restos de la que fue la última fábrica de transformación de algas de Bizkaia.

Una vez en la playa de La Arena, la más visitada del territorio, se puede atravesar el puente de Pobeña, aunque en la actualidad está cortado por un problema en su estructura. Esto nos obligará a dar un tedioso rodeo por carretera. Ya en Pobeña, el cicloturista puede aprovechar para visitar la ermita del Socorro, ubicada en lo que antes era un islote frecuentado por piratas que asaltaban las barcazas que remontaban el río Barbadún.

La senda Itxaslur

Muy cerca del templo religioso, señalado su acceso con un bonito collage cerámico, arranca la senda Itxaslur. El tramo inicial es de escaleras, por lo que tendremos que echarnos la bicicleta al hombro. La subida es larga y está rodeada de eucaliptos. Es el único tramo de la ruta que no se puede ciclar. Una vez arriba, a unos 30 metros de altitud, la vereda se asoma al mar y nos regala unas vistas espectaculares de la playa de La Arena. Se trata de una visión dominada por la blanca espuma y la efervescencia de las olas que golpean con fuerza el arenal. En la rompiente, una legión de surfistas se afana por cabalgar hasta la orilla sobre sus tablas.

Nosotros seguimos pedaleando hacia lo que fue el cargadero de mineral de Pobeña. La estructura, de metal y madera, resistió durante más de un siglo los embates del mar. Sin embargo, en 2008, un temporal de fuerza descomunal arrancó uno de los símbolos de Muskiz. El emblemático elemento servía para arrojar a las bodegas de los barcos el hierro que se extraía en las explotaciones de Gallarta y La Arboleda. Un ingenioso funicular aéreo o línea de baldes transportaba la materia prima hasta los lavaderos de mineral (si el ciclista mira hacia lo alto de la ladera verá los restos del lavadero de Campomar) para después llenar las tripas de los buques que echaban el ancla en este bello rincón del Cantábrico.

Uno de los últimos recuerdos que se conservan de este cargadero de Pobeña se encuentra inmortalizado en la película 'No te fallaré' (la secuela cinematográfica de la serie 'Compañeros'). El plano final es un 'travelling' tomado con un helicóptero que parte de la playa y desaparece más allá de la estructura de madera, con música de Amaral de fondo.

Tras atravesar el cargadero, giramos a la izquierda y enfilamos una bajada y un falso llano hacia Kobaron. Dos rudimentarias grúas nos recuerdan que ésta fue una zona muy rica para la extracción de algas. Una placa explica cómo se desarrollaba un oficio que ya ha desaparecido en Bizkaia.

Al llegar a Kobaron se pueden apreciar dos hornos de calcinación. Nuestro rumbo nos lleva hacia la costa de nuevo, hacia la vía verde del Piquillo. Son unos tres kilómetros totalmente restaurados recientemente y que se encuentran ya en territorio cántabro. La senda continúa a través de vestigios mineros hasta casi la fábrica de flúor de Saltacaballos. Poco antes nos damos la vuelta para emprender el regreso. Si se quiere sudar un poco y evitarse las escaleras de Itxaslur se puede optar por volver por carretera desde Kobaron a Pobeña. El vial es tranquilo y apenas hay tráfico. Eso sí, es un sube y baja, con alguna rampa inquietante.

Desde la playa de La Arena, el regreso a Barakaldo se hace esta vez por bidegorri (no por Kardeo), así se puede conocer todo su recorrido.

FICHA DE LA RUTA

Archivo para el GPS (pinchar con botón derecho del ratón y elegir opción 'guardar como'):
Kilómetros: 43
Desnivel: Alrededor de 500 metros
Dificultad física: Media-baja
Dificultad técnica: Ninguna
Velocidad máxima: 45 kilómetros hora
Calorías consumidas: 1.107
Duración: Entre 3 y 4 horas.
Lugares de interés: Cargaderos de mineral en Ontón y Pobeña. Restos mineros en Kobaron. Ermita del Socorro (Pobeña). Playa de La Arena




epsvs | ideas cumpleaños niños bilbao | autobus bilbao castro | castrobus | opiniones restaurantes | burdeos donde comer | restaurantes bilbao | tartas personalizadas bilbao | ofertas Castro Urdiales | receta masa pizza | jamon de jabugo | Envio de motos | tatuajes cantabria