La limitación en el precio de los tickets hace que los barraqueros duden sobre venir a Castro Urdiales durante las fiestas

CASTRO PUNTO RADIO

El próximo 31 de mayo finaliza el plazo dado por el Ayuntamiento para presentar solicitudes a la instalación de barracas en la Semana Grande y el Coso Blanco y, día de hoy, sigue la incertidumbre sobre si finalmente habrá atracciones o no.
La limitación a dos euros del precio que podrán cobrar los empresarios por cada ficha, como se ha establecido en el pliego de condiciones, es el principal problema y lo que está haciendo que los barraqueros se estén pensando mucho el instalarse en las fiestas castreñas.

Lo ha reconocido en Castro Punto Radio, José Manuel Nieto, miembro de una familia dedicada al sector y que ha solido ser fija en las fiestas del municipio.
Entiende que "limitar el precio no es legal y un Ayuntamiento no tiene la capacidad de hacer eso porque va contra la libertad de la empresa". Tanto es así, que considera que "puede haber alguien que impugne el pliego", no descartando hacerlo incluso él mismo. Se ha mostrado sorprendido con la decisión del CastroVerde de limitar ese precio por ticket "cuando si se da una licencia para una cafetería no se le dice al dueño lo que tiene que cobrar por el café. Tampoco a las casetas y las choznas de las fiestas se les dice lo que tienen que cobrar".

Según Nieto, desde CastroVerde se pusieron en contacto con él para pulsar su opinión sobre el pliego de condiciones, pero "ya estaba redactado y tomada la decisión y no sé hasta qué punto mi opinión tendría validez".

Dadas las circunstancias, este empresario considera que "bastante gente se va a echar para atrás en lo que tiene que ver con instalarse en Castro". Queda pendiente la reunión entre todos los barraqueros para tomar una decisión pero, de momento, "ya hay muchos que están organizados para esas fechas en otros ayuntamientos porque el tiempo se echa encima y, después de la incertidumbre del año pasado y de éste, hay que moverse para no perder oportunidades".

El principal obstáculo que puede hacer que Castro se quede sin barracas en la Semana Grande y el Coso Blanco es, por tanto, esa limitación en el precio que, unido al hecho de que la rebaja en la ocupación del suelo "no ha sido tan importante como se prometía", hace que los empresarios tengan muchas dudas. Finalmente, según Nieto, se calcula que instalar una atracción en la explanada frente al polideportivo Pachi Torre supondrá del orden de 1.500 euros menos que en el parque Amestoy. Cantidad "insuficiente" para que sea del todo rentable con un precio por ticket no superior a dos euros.

La oferta de dos días del niño (con un 50% de descuento) en lugar de uno como el año pasado, que establece el pliego, "no supone un gran problema", según Nieto.

Imagen de las barracas, cuando se instalaban en el parque Amestoy.

NOTICIA EXTERNA

También podría interesarte...

¡Descarga nuestra app!

¡Descarga nuestra app!

Volver