La Diputación Foral de Bizkaia recuerda que financia el 50% del metro "para que llegue a los vizcainos"

El informe que el Gobierno López ha encargado para explorar la viabilidad de una conexión ferroviaria entre Bilbao y Castro no ha caído nada bien en la Diputación Foral de Bizkaia. Hay que tener en cuenta que el ente foral es un actor principal en este escenario, ya que financia al 50% las obras del metro de Bilbao, una de las alternativas que se va a barajar para enlazar la localidad cántabra con Bizkaia.

Según indicó ayer una fuente de la entidad foral, "la Diputación apoya al Gobierno vasco en la construcción y el mantenimiento del metro para que este transporte público llegue cuanto antes al mayor número de vizcainos posibles, y recalco ciudadanos de Bizkaia", sin hacer referencia directa a Castro Urdiales, pero en clara referencia a la intención de Lakua.

Los presupuestos forales de este año tienen apartados, por un lado, 66 millones de euros para mantener las obras del Consorcio de Transportes en las líneas 1 y 2. Por otro, 24 millones más para financiar los trabajos en marcha de la línea 3. En total, cien millones de euros.

Desde el ente foral se preguntan "¿qué hace la Diputación poniendo dinero de todos los vizcainos en unas obras de las que se van a beneficiar personas no residentes en este territorio?". Y añaden: "En caso de construirse esa línea, ¿quién iba a financiar las obras desde la muga con Bizkaia hacia Cantabria?". Las mismas fuentes concluían diciendo que "nuestra prioridad son las necesidades de los vizcainos", en un claro mensaje a navegantes sobre su posicionamiento en contra del informe que encargará el Gobierno López.

Precedente en Bizkaibus Esta postura foral ya quedó clara cuando la Diputación Foral decidió dejar de subvencionar la línea de autobús que, bajo la marca Bizkaibus, unía Bilbao y Castro Urdiales. Entonces se arguyeron las mismas razones. "La Diputación no puede financiar viajes con el dinero de los vizcainos para personas que viven en otra comunidad autónoma", indicaban ayer las fuentes consultadas en el palacio de Gran Vía.

Entonces también se generó una gran polémica, ya que la retirada del creditrans en la línea que opera la empresa Encartaciones S.A. levantó ampollas entre los usuarios. Intentando aliviar esta situación, el ente foral planteó al Gobierno de Cantabria que aportara dinero para mantener esa subvención; una solicitud que fue rechazada entonces por el Gobierno regional. En aquella época se aportaban desde las arcas vizcainas 1,6 millones al año para ayudar a una línea de autobús cuya concesión fue otorgada en su momento por el Ministerio de Fomento, al cubrir un recorrido entre dos comunidades autónomas. Desde el 1 de noviembre de 2005, fecha en que se eliminaron las ayudas, el servicio sigue prestándose por la misma compañía pero sin las ayudas de Bizkaia.

 Debate en juntas generales El debate en la calle sobre la decisión del Gobierno López de estudiar un enlace ferroviario entre Bilbao y Castro Urdiales tendrá su reflejo en las Juntas Generales de Bizkaia. El apoderado por EA, Joseba Gezuraga, presentó ayer en el registro de Juntas dos proposiciones no de norma con objetivos diferentes.

 En una de ellas se insta a todos los grupos a posicionarse "sobre la necesidad de priorizar y completar las infraestructuras ferroviarias". En la otra, pide la comparecencia de la diputada foral de Transportes y Urbanismo, Pilar Ardanza, para conocer la opinión de la Diputación sobre el anuncio realizado por el Gobierno vasco.

Las diferentes posturas de los grupos políticos en Juntas Generales ya quedaron claras en las opiniones de los portavoces recogidas ayer en DEIA. Las formaciones nacionalistas, junto a Ezker Batua, están en contra de que se gasten 300.000 euros en ese estudio exploratorio antes de que se cubran las necesidades ferroviarias en otras comarcas y localidades del territorio. En frente está la opinión del PSE y el PP, formaciones que apoyan el Ejecutivo de Gasteiz, y que consideran necesario este informe para determinar cómo conectar con un trazado ferroviario de cercanías Bilbao con Castro Urdiales.

 

En el razonamiento de las proposiciones, Gezuraga indica que "se han encendido todas las alarmas entre la ciudadanía, ya que el Ejecutivo de López prioriza las necesidades de los residentes a Cantabria frente al bienestar de los ciudadanos de Bizkaia".

 

El apoderado pide el apoyo de todos los grupos de la cámara "para instar al Gobierno vasco a dar prioridad a las actuaciones ferroviarias de articulación interna de Bizkaia frente a las conexiones con otras comunidades autónomas".

 

En el texto, el representante de EA además insta al Gobierno López a retomar el proyecto inicial de ampliación del metro a Galdakao, asegurando la construcción de las estaciones de Usansolo y del hospital de Galdakao. En su proposición, Gezuraga también pone deberes a la Diputación, ya que le solicita la realización de un informe de necesidades del Transporte en Bizkaia. En este sentido, en la pregunta a la diputada, el juntero le pide que explique el criterio sobre la conveniencia de llevar el ferrocarril o el metro hasta Cantabria, sin cubrir las necesidades de comunicación que todavía existen en Bizkaia.

Identificación